La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Don Quijote traducido al Quechua

  • Ilustración creada por John Newton

     El cuento eterno de Alfonso Quijano, mejor conocido como Don Quijote en el libro El Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha celebra este otoño 400 años de notoriedad literaria. Escrito por el novelista español Miguel de Cervantes Saavedra, la historia gira alrededor de las aventuras de la fascinación de un hombre de mediana edad y el amor por los ideales de la caballerosidad.
     Cervantes escribió el libro en dos partes, publicó la primera parte en 1605, y la secuela diez años después en el otoño de 1615. Desde ese tiempo, el libro ha sido usado en incontables aulas de clase de todos los niveles de grado del mundo para estudiar y ayudar al idioma español. A lo largo del camino, el libro ha atraído a admiradores adicionales con traducciones en 70 idiomas diferentes.
     En honor al próximo aniversario, dos nuevas traducciones se están uniendo a la extensa biblioteca de Don Quijote. Una traducción será en Spanglish, como Latina Lista lo reportó a comienzos de este mes. La otra traducción es para un idioma que no muchas personas en el mundo desarrollado han escuchado, pero que es la lengua materna de más de 10 millones de personas en Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Ecuador y Colombia.
     Quechua, el idioma Inca, es la última traducción en unirse a la lista. El periodista y profesor peruano de 91 años, Demetrio Túpac Yupanqui, gastó 10 años en terminar este proyecto. Fluido en quechua y reconocido como un erudito del idioma, al ex periodista de EFE le pidió hacer la traducción el periodista español Miguel de la Quadra-Salcedo.
     Como resultado de su primera traducción, el octogenario fue reconocido por el rey de España con una proclamación. Sin embargo, tal vez el más significativo reconocimiento por su trabajo, vino del Consejo de los Cuatro Incas, que le concedió el título de Amauta Capac Apu, que significa gran profesor y maestro.
     Una mirada a la lengua Quechua, ilustra que la traducción de esta obra masiva a esta lengua antigua no solo fue una tarea enrome, sino que tenía que ser una labor de amor por su descendencia Inca.
     Un vistazo al Quechua:

     “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme” es traducido a Quechua como: “Huh kiti, La Mancha llahta sutiyuhpin, mana yuyarina markapi.”

 

 

Issue Month: 
Friday, August 14, 2015