La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Un sueño hecho realidad

     Hace 15 años el mexicano Panuncio García Pacheco se estableció en el condado de Toombs, Georgia donde encontró trabajos para rastrillar pino y recoger arándanos. Al igual que muchos inmigrantes indocumentados que viene a los Estados Unidos buscando trabajar, gradualmente perdió contacto con su familia. A decir de todos, el hombre de 65 años era tranquilo y cordial.

     Durante muchos años Panuncio soñó regresar a casa en Tamaulipas, México. Pero cuando este verano fue diagnosticado con insuficiencia cardiaca congestiva, ese sueño parecía sin esperanza. Los médicos del Meadows Regional Medical Center en Vidalia dijeron que su cuerpo se estaba ahogando lentamente debido a la acumulación de liquido en sus pulmones. Cuando su condición fue considerada incurable, se tomó la decisión de transferirlo a cuidado de hospicio.

     Sue Meeks es la que maneja el caso de la familia en Meadows Regional y se ocupa de las crisis de salud en base diaria. Teniendo en cuenta que Panuncio no tenía seguro médico o familia que lo ayudara, puso un llamado a sus amigos del trabajo y a la comunidad para ayudar a este hombre moribundo a lograr regresar hasta donde su familia en México. Después de dos días de esfuerzo concentrado, Meeks y sus amigos recolectaron suficiente dinero para pagar sus gastos de viaje.
     Chapman Pharmacy le prestó a Panuncio un concentrador de oxígeno portátil para usarlo durante su viaje, y también donó un generador de oxígeno domiciliario restaurado para que él lo use una vez llegue a su destino. El hospicio local le prestó una silla médica de transporte. El padre Ben Dallas, párroco de Sacred Heart Catholic Church en Vidalia, solicitó donaciones monetarias de los miembros de la iglesia.
     Las hermanas México americanas Andrea Cruz y Corina Cruz Flores del cercano Lyons, Georgia, han pasado los últimos 20 años suministrando servicios de extensión a los hispanos que viven en las comunidades agricultoras del “Sweet Onion Country”. Al igual que la mayoría de organizaciones de servicios de caridad, Southeast Georgia Communities Projec (SEGCP) ha tenido sus altibajos, con programas apropiados de financiamiento algunos años, y casi inexistentes otras veces.
     Pero a pesar de todo, han habido momentos de pura alegría y satisfacción que los sostienen y hacen que el trabajo de su vida valga la pena. Cuando Meeks pidió ayuda, las hermanas ofrecieron la van de su agencia para hacer el viaje de ida yvuelta de 2,500 millas para transportar a Panuncio hasta la frontera mexicana en Brownsville, Texas.
     “Ya estábamos familiarizados con el Sr. Panuncio porque mi hermana lo llevaba a sus citas médicas al Burn Centers en Augusta y Valdosta,” dijo Corina Flores. “Era un hombre dulce y nos sentíamos mal de que tuviera que morir tan lejos de su casa. Quedamos sorprendidos por la generosidad de la gente en esta comunidad. Un amigo que es dueño de un negocio de frutas firmó un cheque por $300.”
     Para acompañarlo a él en este viaje, Corina contrató a su sobrina Ellie, una asistente de enfermera certificada, para ayudar con las necesidades médicas del Sr. Panuncio, y a su hermano, Henry, como conductor y mecánico de autos de emergencia.
     La parte final del rompecabezas cayó en su lugar cuando el esposo de Corina se ofreció para construir una cama improvisada para que el Sr. Panuncio pudiera viajar cómodo.
     “Era un viaje de 18 horas a Brownsville,” dijo Andrea Hinojosa. “Me preocupaba todo el tiempo de que el Sr. Panuncio no pudiera sobrevivir, ya que estaba muy nervioso y su respiración era muy dificultosa. Luego algo mágico ocurrió cuando estábamos a 50 millas de Brownsville, Texas. El Sr. Panuncio vio una señal de carretera de la frontera mexicana y esa paz simplemente se apoderó de su espíritu. En el momento en que lo conectamos con sus dos sobrinos en el cruce fronterizo, él estaba totalmente relajado y en paz. Su espíritu se renovó verdaderamente.”
     A pesar de las preocupaciones por el dinero, Southeast Georgia Communities Project continua realizando un servicio vital para las familias hispanas que viven en el área. Su oficina incluye una despensa de comida y ropa, y Corina Flores pasa largas horas cada semana en la oficina respondiendo a preguntas y haciendo referencias. Cuando no esta trabajando también en la oficina, Andrea Hinojosa pasa su tiempo orientando en Latina Girls Scout Troops y Green Teens and The Sprouds, quienes se están convirtiendo lentamente en maestras de jardinería bajo su tutela.
     Si desea hacer una contribución caritativa a Southeast Georgia Communities Project o si desea saber más información sobre los servicios que ofrecen, por favor llame al (912) 526-5451.
 

Issue Month: 
Thursday, September 3, 2015