La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

El día de los Muertos en México, España y Estados Unidos

  • (AP Photo/Richard Vogel)
  • Felicita Flores, derecha, se prepara para poner un beso en la lápida de la tumba de su marido (AP Photo/Eric Gay)

   Con el otoño las hojas de los árboles caen, el frío se agudiza y el cielo oscurece antes. Parece ser que todo se vuelve más triste, por eso no es de extrañar que en los días 31 de Octubre y 1 y 2 de Noviembre se celebre el Día de los Santos y Difuntos en la mayoría de los países hispanos.

     El día de los Santos y Difuntos es una fiesta católica cuyo objetivo es conmemorar a las personas queridas que han fallecido. En algunos países de habla hispana se celebran estos días de manera similar, mientras que en otros, la celebración es completamente diferente. 

 

Día de los Muertos en México:

     El país hispanoparlante en donde esta fiesta tiene un mayor apogeo es en México. Comienza la madrugada del 31 de Octubre al 1 de Noviembre. La gente crea preciosos altares en sus casas, decorados con velas, ramos de flores, frutas, y comidas y bebidas que generalmente solían gustar al difunto al que se le ofrece dicho altar. Por eso, también se incluyen elementos como tabaco, discos y todas aquellas cosas de las que disfrutaba esa persona en vida. Igual ocurre con los niños que han fallecido, a los que se consideran angelitos, ya que en sus respectivos altares también se podrán ver juguetes y golosinas.

     En dichos altares y para dar un toque que vaya en concordancia con esta fiesta macabra, se exponen también calaveras de azúcar y otros símbolos dulces que recuerdan a la muerte.

     El 2 de Noviembre las festividades tienen lugar en el cementerio, en donde la gente limpia las tumbas y pasa tiempo recordando a los difuntos. Sin embargo, no es un encuentro triste, sino que más bien, se trata de honrar a los seres queridos a través de actividades divertidas como jugar a las cartas, y se hacen bailes y se cantan canciones alegres en honor a los espíritus.

     El Día de los Muertos en México es una fiesta que se celebra con mucha intensidad, en donde se combina lo macabro, lo divertido y el recuerdo de los seres queridos. Ante todo, predomina un gran sentido de respeto, y se mira a la muerte desde una óptica jubilosa.

Día de los Santos y Difuntos en España:

     En España, por otra parte, la celebración difiere bastante, con un toque menos alegre. La gente suele visitar las tumbas de sus seres queridos para limpiarlas, ponerle flores y rezar por ellos. Es un momento serio, de recogida y conmemoración hacia los muertos, y se suele hacer de manera privada. Aunque también, como en cualquier celebración religiosa que se precie, cuenta con ciertas tradiciones. Comienza el 31 de Octubre, El Día de Todos los Santos, pero que en el lenguaje popular se le suele llamar: Tosantos, y en los pueblos andaluces, en donde la ese se pronuncia como zeta, se le denomina: Tozantos.

     En cada comunidad autónoma, e incluso en cada región, la celebración tiene diferentes variaciones. Por ejemplo, en Extremadura, una vez se ha visitado el cementerio, las familias y los amigos suelen ir a pasar un día al campo, en donde es imprescindible comer ciertos frutos secos como las nueces, los higos y las castañas. En Cataluña, por el contario, se hace la castañada, una celebración nocturna en la que se comen castañas y dulces típicos: panalletes, que son unos pasteles pequeños, normalmente hechos con piñones y otros frutos secos, deliciosos y ricos en calorías, que se hacían originariamente para enfrentar el crudo frío de esta noche.

     También es muy común que en esta fecha se represente la obra teatral Don Juan Tenorio en diferentes teatros e incluso en las calles, tanto en España como en muchos otros países hispanos, especialmente en México.

 

Halloween en Estados Unidos

     En Estados Unidos no se celebra el Día de los Muertos o Difuntos, pero coincide otra celebración que tiene mucha relación tanto en su historia como en su apariencia. “Halloween” viene de la expresión inglesa “All Hallow´s Eve” que significa “Víspera de Todos los Santos”. Si bien, su historia viene de mucho más atrás. Los pueblos celtas de Irlanda, Escocia y Gales, celebraban “La Samon”, para poner fin a las cosechas y dar la bienvenida al invierno. Los druidas creían que en este día las brujas tenían mayores poderes, que los espíritus venían de ultratumba esa noche y que todo se diluía entre la realidad y la magia negra. Es por eso, que los druidas hacían conjuros alrededor de fuegos para ahuyentar así a los malos espíritus. A todo esto, la gente solía dejar dulces y alimentos ricos en las puertas de sus casas, para que estos malos espíritus no entrasen en ellas, sino que tomaran los dulces y se marcharan lejos a comerlos felices.

     Con la llegada de los irlandeses a América, trajeron también estas tradiciones que, a su vez, se juntan con otras creencias de origen indio, en las que destacaba contar historias de fantasmas, bromas, bailes típicos y disfraces.

     Como se ve, las tradiciones varían en torno a esta significativa fecha de finales de Octubre y principios de Noviembre. En lo que todas coinciden es en lo funesto y lo macabro. Un día para disfrutar y recordar, y enfrentarse a la muerte, no tener miedo de ella, pues algún día, desafortunadamente, todos acabaremos en sus brazos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Issue Month: 
Wednesday, November 4, 2015