La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Capturando el espíritu borinqueño: El restaurante Puerto Rico celebra su cuarto aniversario

  • (Izq. A Der.) Sr. Juan Meléndez (Cano), Joan Carrasquillo, Liz Marie Melendez, Jeandeliz Paez, Juan Paez & Christian Vicent
  • Pollo a la Plancha con plátanos y amarillo arroz.
  • Cositas ricas de Puerto Rico para fiestas.
  • Ensalada fresca con chuleta, plátanos y amarillo arroz.

     Todo se trata de descubrir, de encontrar algo nuevo y maravilloso. El 19 de noviembre de 1493 don Cristobal Colón (también conocido como Colón) desembarcó en la costa noroeste de Puerto Rico, cerca a Aguada, en su segundo viaje al Nuevo Mundo. Una isla paradisiaca con gente cálida, acogedora, con un fuerte vínculo familiar y tribal, y una sabrosa cocina que combinó los taínos nativos con los sabores españoles y africanos. Muchas generaciones después, dos personas se impregnaron del amor a la familia, teniendo un buen conjunto de habilidades para la cocina, y se unieron para hacer sus propios descubrimiento: Juan C. Melendez Rodriguez y Joan Carrasquillo se encontraron entre sí, y ambos vieron la oportunidad de transmitir lo que atesoraban en un lugar donde fuera apreciado.
     Joan había sido secretario legal durante 18 años; Juan trabajó continuamente en la industria alimentaria, de transporte por carretera y bajo contrato con FedEx- buenas carreras durante mucho tiempo, y sin embargo, algo faltaba. Cuando se encontraron el uno al otro, parte de ese anhelo interior quedó satisfecho. Cuando dos personas amorosas y creativas, de familias numerosas, ambas con una pasión profunda por su isla natal y su sabrosa cocina, finalmente se reúnen, es como un fuego debajo de una olla, convirtiendo simple agua, hierbas y carne en un espléndido y fragante plato que ¡usted sencillamente tiene que compartir!
     Terminaron en Savannah, GA, y encontraron que la cocina latina fue prácticamente reducida a versiones americanas de platos mexicanos. Un restaurante cubano abrió en el centro, y eso prácticamente era todo en un momento en que Savannah todavía no había visto comida hondureña, peruana, colombiana o cualquier otra comida- esos llegaron luego. Obviamente la ciudad estaba en una desesperada necesidad por una fuerte infusión de algo diferente- comida latina con su estilo propio-único, y aquí habían muchos niños nativos de la isla para recibir un lugar donde las alcapurrias y los pasteles pudieran ser ordenados con una ¡buena taza de café puertorriqueño!
     Con una energía admirable, Juan y Joan decidieron que lo que esta ciudad necesitaba era una dosis de buena cocina puertorriqueña, un sofrito para saborearse la boca y para hacerlos sonreír, y el regalo especial de Joan con la creación de un Flan absolutamente deslumbrante. Tenían varias opciones de nombres y finalmente decidieron quedarse con Puerto Rico Restaurant, para que los gringos entenderían que había otros estilos latinos de cocinar, además del de México. En honor de su amada isla, se realizó la gran apertura el 19 de noviembre, cuando un determinado explorador europeo descubrió por primera vez el territorio verde con picos de montaña y selvas, y el canto vivo del coquí. La bandera de Puerto Rico y el colorido arte, contribuido en parte por los aficionados locales, hicieron alegre el pequeño comedor, y una fila de ranas encantadoras bailando en el mostrador llaman la atención de camino hacia una cocina impecable- tan impecable que los propietarios pueden reclamar con orgullo una puntuación de 100 de salud por cada uno de los cuatro años que han permanecido abiertos!
     Le pregunté a Juan y a Joan qué es lo que más les gusta de tener su restaurante, y su respuesta suena tan familiar que hace sonreír- la misma forma en que me siento cuando veo a un grupo de gente feliz en mi propia mesa: “Nos encanta ver a la gente disfrutando la comida que hacemos, los elogios que recibimos, cómo tantos vuelven una y otra vez. ¡No son todos puertorriqueños! Mucha gente local se engancha con platos favoritos como el Mofongo (un plato delicioso de puré de plátanos verdes mezclados con ajo, aceite de oliva, chicharrones y los “ingredientes secretos especiales” de Juan), o las pechugas de pollo envueltas en tocino y rellenas de plátano- un plato que puede tomar una media hora para prepararlo, pero ¡vale la pena la espera!”
     ¿De dónde vienen las recetas? “Mi madre, Guillermina, cocinaba desde los 9 años, todo siempre fresco, siempre delicioso- ¡era conocida por eso! ¡Podía hacer una olla grande de empanadas o pasteles muy rápido! Palmadita, palmadita, palmadita, rellenarlas, envolverlas, y boom, ¡ya está hecho! ¿Quieres una sopa de pollo? Ella agarraba un pollo y con una torcedura rápida (¡un graznido vívido! efecto de sonido aquí), y bam, bam, bam, sacaba las plumas, sacaba las entrañas, ¡recorte aquí! ¡rompa acá! ¡y a la olla con todas las hierbas apropiadas, cebollas, Dios mío! - ¡tan fresco, oliendo tan maravilloso! Durante las fiestas de Navidad, ¡sus pasteles fueron consumidos por los cientos! Mi padre también tenía grandes cualidades en la cocina- ¡es una cosa de familia! La familia de Joan era igual. ¡Los dos sabíamos lo que realmente era la buena comida desde nuestros primeros días!”
     Así que, realmente, tienes que amar lo que haces. Claro, puedes encontrar otros trabajos que te traigan dinero más rápido, pero tienes que tener tu corazón y tu alma involucrada para hacer todo verdaderamente satisfactorio, y Juan y Joan dejaron a un lado esos trabajos “normales” para, esencialmente, hacer feliz a la gente con unos deliciosos, bien preparados y bien satisfactorios platos que les encantaban y con los que crecieron. Un caballero, cuyo padre estaba en el hospital, se preocupaba porque su padre había perdido su apetito debido a los tratamientos para el cáncer- o simplemente a la comida horrible del hospital- entonces el hijo manejó 4 horas para recoger la comida y luego entregar a su padre el mofongo y el pollo guisado de Juan y Joan para calmar su necesidad de algo querido y familiar. Ese es un gran testimonio del confort de la comida típica- sé que no hay nada que se parezca a las acelgas con hueso de cuello de cerdo ahumados y un pan de maíz hunka para hacerme sentir mejor.
     Si tienes un antojo por un flan cremoso de coco o el flan especial Coquito de Joan, o nada más que un Arroz con Gandules y un gran plato de estofado de carne, calmarás esos anhelos de casa, si eres un chico local con un gusto por el sofrito casero y una enorme y sabrosa Chuleta de Cerdo a la parrilla de la forma en que te gusta, si viene tu familia y quieren verdadera comida puertorriqueña o tal vez un plato latino que no implique tortillas, bueno, sólo llame a Juan y Joan para hacer su pedido, traer a la familia o pasar un almuerzo agradable con sus mejores amigos en el único ¡Restaurante Puerto Rico!

Restaurante Puerto Rico
310 East Montgomery Cross Rd.
Savannah GA 31 406
(912) 224-4017
http://puerto-rico-restaurant.com/

Horario:
Lunes - CERRADO
Martes a Viernes 10 a.m.-6 p.m.
Sábado 10 a.m.-8 p.m.
Domingo 12 p.m.-6 p.m.

 

 

Issue Month: 
Wednesday, November 4, 2015