La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

La manera fácil tal vez es la peor manera

     “¿Sabe por qué siempre es mejor decir la verdad?” Le pregunté a un joven que estaba orientando. Nuestra acalorada discusión ahora estaba muriendo y estaba tratando de llevar mi punto a casa. Él había sido agarrado en una mentira y ahora la oferta que el abogado había extendido fue anulada.
     Dejó salir un suspiro frustrado, “Porque mentir es un pecado.” Me miró para su aprobación.
     Yo sonreí, “Cierto, sin embargo, pongámoslo en términos que usted pueda captar. La verdad es que lo que usted recordará después.”
     Su “salida fácil” fue mentir y explotar. Todos los días mucho jóvenes cortan caminos y pierden verdaderas oportunidades. Muchos de los jóvenes a los que oriento trabajan diligentemente tratando de evitar trabajo. ¿Por qué harían esto? Es simple – porque es más fácil. Hacen lo menor posible por salir adelante. En lugar de aprender un proceso, solo aprenderán lo que necesitan aprender con el fin de obtener lo que desean. Este es un valor al que me refiero como supervivencia, pero no es un valor positivo. Muchos de mis jóvenes luchan por encontrar un empleo significativo, porque ellos no van a ir a buscar una computadora, como las de la biblioteca, para registrarse en el sitio web de una compañía y llenar una aplicación. La aplicación de empleo en línea es una tendencia que es firmemente incrustada en el protocolo de empleo de esta era. A excepción de las pequeñas empresas, la mayoría hacen sus contrataciones en línea. Podemos discutir todo el día sobre los errores de esta tendencia, pero eso no va a cambiar nada. Si usted quiere competir en el mercado laboral de hoy, es mejor que aprenda este proceso.

     El proceso de pensamiento es algo así, puedo ir a la biblioteca y aplicar en línea por ese trabajo en el supermercado, el que tiene beneficios y una carrera, o puedo ir al lugar del que mi primo me habló y preguntar por el trabajo que necesitan llenar – un trabajo que, de paso, paga un salario mínimo y no tiene carrera. ¿Cuál es el más fácil de hacer? El viaje a la biblioteca es demasiado trabajo.

     Luego esta la hoja de vida. Un vez que comience a hacer una, actualizarla es un asunto sencillo. Sin embargo, requiere buscar una computadora, sentarse en frente de ella y escribir en inglés apropiado. Así que de nuevo, no importa qué tan convincentes intentamos ser en cuanto a los méritos de tener una hoja de vida, la tarea en gran medida, se irá sin hacer. Es demasiado trabajo. Llenar una aplicación es mucho más fácil.
     El correo electrónico es otro problema. Gran parte de la comunicación hecha por los jóvenes de hoy es en los medios sociales. Es entretenido y tiene fotos. El correo electrónico no y ¿quién quiere revisarlo? Muchos de mis jóvenes me dirán que tienen correo electrónico pero no lo revisan. Extraño que mi teléfono celular me haga saber cuando recibo un correo electrónico, pero aparentemente ellos no ajustan los suyos de esa forma. El mundo de los negocios se comunica mucho a través del correo electrónico. Yo lo hago todos los días.
     La clase media siempre se superará por sus valores compartidos. Ellos entienden la necesidad de trabajar, ser diligente, aprender y una serie de otros valores. Todo lo que he dicho aquí es obvio para alguien de la clase media.
     Entonces, ¿Cuál es la buena noticia en todo esto? El buen consejo implica algo mas que compartir sabiduría. Debería ser acompañado por un interés genuino en la persona. Una vez eso ocurre, la habilidad de hablar y ser escuchado aumenta en gran medida. Estos adolescentes con valores pobres, tienen ahora una oportunidad de crecer  exponencialmente. Esta basado en respeto. Casi sin excepción, los adolescentes con los que he trabajado no quieren ningún consejo hasta que saben dos cosas: que yo los respeto y que ellos pueden confiar en mí.

 

 

Issue Month: 
Thursday, December 24, 2015