La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

“Tu actitud controla tu resultado”

  • Alejandra y su madre
  • Alejandra y sus hermanos
  • Srta. Alejandra Durán

     Cuando Alejandra Durán comenzó su noveno grado en una escuela secundaria de Atlanta, estaba abrumada por el choque cultural. No tenía amigos, hablaba muy poco inglés y se sentía desconcertada por la aglomeración de estudiantes corriendo en todas las direcciones cuando el timbre de la escuela señalaba el comienzo de un nuevo día.
     Estaba muy lejos del pueblo rural en Michoacán, México que había sido su hogar durante sus primeros catorce años de vida.
     “La gente aquí habla de vivir en la pobreza, pero no tiene idea de vivir en casas con pisos de tierra y sin agua... simplemente no lo entienden,” dijo Alejandra. “Cuando comencé la escuela en Estados Unidos, tenía miedo de todas las nuevas experiencias. Pero recuerdo lo especial que me sentí cuando una maestra me asignó un casillero. Era el casillero de Alejandra, mi casillero, y por alguna razón me hizo muy feliz.”
     Alejandra es una joven bajita con grandes ojos marrón y una gran sonrisa que ilumina su rostro cuando habla. Es la mayor de cinco hijos que su madre soltera trajo a los Estados Unidos en 2004. Indocumentada, la familia enfrentó un futuro incierto hasta que el presidente Obama cambió su mundo con la implementación de su programa DACA en 2012.
     Hoy, el futuro de Alejandra se ve muy brillante. En diciembre de 2014, se graduó con honores de Armstrong States University con un título en química. Sacó buenos resultados en su MCAT y ha sido aceptada en la Escuela de Medicina Stritch en Loyola University en Chicago. El verano pasado hizo una práctica en Stritch, donde otros estudiantes y ella fueron aprendices de médicos y conocieron las disparidades de la salud en el área de Chicago. Mientras tanto, ella trabajaba como directora de una compañía regional de personal.
     “Quiero ser una médica Ginecóloga/Obstetra y trabajar en zonas rurales de Estados Unidos,” dijo. “Vivimos en un país del primer mundo pero todavía hay muchas mujeres en los Estados Unidos, especialmente en las comunidades minoritarias e inmigrantes, que tienen poco o ningún acceso a atención médica de calidad. Muchas enfermedades prevenibles como el cáncer de cuello uterino son un gran problema para ellas, y quiero hacer una diferencia en sus vidas.”
     Al igual que muchos niños inmigrantes que se ven forzados a aprender inglés sobre la marcha, el éxito académico de Alejandra comenzó lentamente pero agarró velocidad cuando sus habilidades de lenguaje mejoraron. El trabajo de su madre como trabajadora inmigrante significó que los hijos tuvieron que asistir a cuatro escuelas diferentes sus primeros cuatro años en los Estados Unidos.
     “Durante mi último año, estaba sacando muy buenas calificaciones pero debido a mi estatus, no creía que pudiera hacer algo extraordinario con mi vida, como ser una médica. Hasta que una maestra, la señorita Holland, me hizo darme cuenta de mi potencial” recuerda Alejandra. “La señorita Holland dijo 'Oye, eres muy inteligente. ¿Cuándo vas a ir a la universidad?' Ella no sabía que yo era indocumentada y que realmente nunca había considerado asistir a la universidad como una posibilidad.”
     Luego Alejandra conoció a Melody Rodriguez, la reclutadora de estudiantes hispanos para Armstrong State University, y se enteró del Fondo de Becas Goizueta. Establecida por Roberto C. Goizueta, el fallecido CEO de la Compañía Coca-Cola, esta beca esta diseñada para aumentar el número de estudiantes de origen hispano/latino que se inscriben y terminan su carrera universitaria en universidades de Georgia.
“Con el fondo de Goizueta, pude pagar aproximadamente el 90% de mis costos académicos,” dijo Alejandra. “Con mi trabajo en un restaurante local y el dinero extra que hice después de comenzar mi propio negocio de ropa y alteraciones, pude trabajar a mi modo a través de la escuela.”
     Melody Rodriguez estaba impresionada por la persistencia de Alejandra en seguir su sueño.
     “Los estudiantes brillantes como Ale enfrentan obstáculos tremendos para alcanzar sus sueños. Sin embargo, Ale era una de esas que siempre tenía una gran actitud y surgió a los retos con madurez. La recuerdo pensando en cambiar su carrera de química cuando no podía pasar una clase de Química Orgánica. Ella tuvo una opción: tomar el camino fácil y cambiar su carrera a una menos desafiante, o retomar la clase y vencer este obstáculo. Estoy muy contenta de que ella se haya pegado a su sueño, y ahora esta a pocos pasos de convertirse en médica. Ella nos dio a todos una lección: ¡Si Alejandra Duran lo puede hacer, cualquiera puede!”
     Mientras hace malabares con las responsabilidades académicas y laborales, Alejandra sigue teniendo tiempo para actividades extra curriculares.
     “En 2010, fui miembro fundadora de la hermandad SIGMA IOTA ALPHA en Armstrong,” dijo. “Como primera hermandad del campus representada por mujeres latinas, patrocinamos y tomamos parte de eventos que cambiaron la forma en que otros estudiantes percibían a las culturas hispanas en el campus.”
     Al preguntarle sobre sus modelos a seguir, Alejandra pone a su mamá en el primer lugar de su lista.
     “Mi mamá es una mujer extraordinaria,” dijo Alejandra. “Ha criado a cinco hijos por sí misma, siempre sacrificándose, sin quejarse nunca. Ella me dijo que una “Buena actitud” era lo más importante que podía tener. Ella dice 'No eres una víctima. Las cosas no te suceden. Sin importar tu situación, tu actitud controla el resultado.”
     Ser aceptada en la escuela de medicina es solo la primera parte del camino cuesta arriba que Alejandra enfrenta hoy. “Puesto que soy una estudiante DACA, no califico para alguna ayuda financiera federal o estatal, lo que hará extremadamente difícil la financiación de la escuela de medicina que se calcula que costará $200,000,” dijo.
     Alejandra creó una cuenta de “gofundme.com” que es un sitio en la red donde la gente puede donar a cualquier causa que consideren digna de su apoyo. Ella esta escribiendo su historia y subiendo un video para informar a la gente sobre sus metas.
     Para dar a conocer aún más sus esfuerzos, Alejandra planea visitar Chicago y otras ciudades esta primavera para pedir ayuda en las calles. “Estoy en el proceso de hacer una pancarta y llevarla alrededor de Chicago con la esperanza de poder dar a conocer a la gente mi situación y encontrar la ayuda que necesito en algún lugar,” dijo. “Sé que suena un poco loco pero los grandes sueños requieren grandes esfuerzos.”
     Para más información sobre su cuenta gofundme o para contactar a Alejandra, por favor escriba a ale.duran@ymail.com

 

Issue Month: 
Thursday, February 4, 2016