La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Olga Lopez – un corazón de servidora

  • Sra. Olga Lopez, Presidenta del Área de Wells Fargo para el Este de Georgia. Foto por John Newton.

    Olga Lopez creció con un amor especial por la comunidad.
     “Cuando era niña mi familia se mudó de Chihuahua, México al pequeño pueblo agrícola de Dayton en el este de Texas,” dijo. “Mis padres nos animaron a ayudar a otras personas desde una temprana edad. Siendo una de las pocas familias latinas en el área, a mi hermano, a mis hermanas y a mí nos pedían con frecuencia servir como intérpretes y traductores para negocios locales cuando estábamos en la escuela primaria. Nos enseñaron siempre a mirar a la gente a los ojos y a ofrecer un apretón de manos firme cuando los saludáramos.”
     Hoy, Lopez le atribuye a esas primeras experiencias el éxito que ha alcanzado en el mundo de la banca y las finanzas. En el transcurso de 25 años en la banca, ha usado la seguridad y la competencia que desarrolló a una temprana edad, para ascender de una posición de cajera de medio tiempo a su actual trabajo como Presidenta del Área de Wells Fargo para el Este de Georgia. Lopez supervisa cuatro zonas en Georgia, incluyendo 36 sucursales bancarias y más de 500 miembros del equipo. Wells Fargo es el tercer banco más grande por activos en los Estados Unidos y tiene el valor del mercado más grande en cualquier banco del mundo.
     “Wells Fargo se enorgullece en reflejar las comunidades a las que servimos,” dijo Lopez. “Fuimos el primer banco en los Estados Unidos en reconocer la matrícula consular como una identificación oficial. Nuestro servicio ExpressSend permite a los clientes transferir fondos a amigos y a familiares en toda Latinoamérica, a un costo mucho más bajo que otros servicios de remesas. Wells Fargo esta muy orgulloso de la diversidad de su personal, y su Red de Conexión Latina le da a nuestros miembros hispanos del equipo la oportunidad de reunirse fuera de nuestros ambientes laborales para fortalecer las relaciones y compartir ideas nuevas juntos.”
     Lopez es una madre soltera con dos hijos adultos que están inscritos en la universidad. Su hija Emily, de 19 años, es estudiante de primer año de medicina veterinaria en Texas A&M, y su hijo Blake, de 21 años, es estudiante de tercer año de ingeniería de petróleos en University of Oklahoma.
     “Me divorcié cuando mi hija menor tenía solo 2 años, así que tengo mucha empatía por las madres solteras trabajadoras,” dijo Lopez. “Nuestra familia perdió a mi padre en un accidente automovilístico cuando yo tenía 14 años y mi madre se vio enfrentada a levantar a cinco niños por sí misma. Trabajaba como conserje en nuestra escuela secundaria local y se aseguró de que sus hijos tuvieran la oportunidad de tener éxito en la vida. Entiendo los sacrificios que los padres hacen para cuidar de sus hijos.”
     Lopez dice que el mejor consejo que tiene hoy para los padres, es el mismo consejo que recibió de sus propios padres.
     “Ellos nos recordaban- 'Dime con quién andas y te diré quién eres',” dijo Lopez. “Hicieron esencial saber con quién pasábamos el tiempo, y yo siempre hice esencial saber quiénes eran los amigos de mis hijos.”
     Olga Lopez ganó su primera experiencia trabajando en un banco, cuando el CEO de Dayton State Bank le ofreció una posición de medio tiempo como cajera, cuando todavía estaba en la escuela secundaria.
     “Estaba muy emocionada de tener ese trabajo y ayudar a mantener a nuestra familia en el proceso,” dijo. “Muchos años después me sentí humilde al saber que mi trabajo había hecho una gran impresión en la vida de alguien. Mi hermana me habló de un señor mayor, el Sr. Jose Alvarez Lopez (sin relación) que había resultado severamente herido y perdió su memoria en un accidente automovilístico. Durante su extenso periodo de rehabilitación, se refería a todas sus enfermeras y terapeutas por el mismo hombre- Olga. Le había ayudado a conseguir su primer préstamo bancario y su primera hipoteca de casa, y en su mente, todas las mujeres que lo ayudaban a recuperarse fueron sus “Olgas”.
     Además de cocinar, Lopez lista viajar como uno de sus pasatiempos favoritos. Los amigos bromean con que Lopez hace mucho ejercicio al correr por los terminales de los aeropuertos.
     “Mi trabajo requiere que yo viaje mucho por todo el país, pero sabía eso cuando solicité esta posición,” dijo Lopez. “Con mis dos hijos en la universidad, pasar mucho tiempo por fuera no es un problema. Pero mis parientes lejanos son muy unidos, para nosotros, pasar la celebración de Acción de Gracias juntos es una tradición que valoramos por encima de todas las demás.”
     Olga Lopez no va a ser un “nido-vacío” por mucho tiempo. Durante su viaje a Centroamérica en 2014, conoció a dos pequeñas hermanas salvadoreñas, de siete y de once años.
     “Su madre trabajaba para unos amigos que yo estaba visitando allá y cuando bromee sobre 'adoptar' a sus hijas, me preguntó si era en serio,” recuerda Lopez. “La madre no sabía esto, pero me encantan los niños y siempre hablaba sobre adoptar un niño. Supe que las niñas no estaban recibiendo una buena educación y que tenían poca esperanza de escapar de la pobreza que afecta a tantos en el país, así que después de mucha oración y consulta, le dije 'sí' estaba hablando en serio. No he querido reemplazar el amor que tienen por su madre biológica, pero quiero darles la oportunidad de vivir aquí en Estados Unidos, recibir una buena educación y desarrollar todos los talentos que Dios les dio.”
     Lopez dijo que las hermanas se unirán a ella en su casa en Savannah tan pronto se completen los papeles de la adopción. Mientras tanto, esta buscando formas en las que pueda servir a la comunidad de Savannah.
     “Dios tiene un propósito para cada una de nuestras vidas,” dijo Lopez. “Él me ha bendecido con las capacidades necesarias para ser una buena líder de negocios y quiero usar esa influencia para ayudar a otros. Se que Dios todavía no ha terminado conmigo.”

Issue Month: 
Thursday, March 3, 2016