La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

La interpretación judicial – un trabajo que no es fácil

  • Michelle Gonzales, Intérprete Judicial certificada.

     Interpretar en la corte involucra mucho más que una simple traducción oral.
     Según la veterana reportera de la corte, Giovanna Carnet: “Los intérpretes tienen que procesar hasta 22 habilidades cognitivas mientras realizan su trabajo. Deben comprender completamente los pensamientos y las ideas, reestructurar completamente las oraciones, identificar ambigüedades, descifrar los patrones del habla, tomar notas y bloquear el ruido de fondo. Los intérpretes deben estar familiarizados con la terminología legal, la jerga de la calle, los modismos y las metáforas, y poder recuperar esa información de los archivos del cerebro casi inmediatamente. Requieren de unas habilidades de memoria especiales incluyendo la habilidad de mantener mentalmente el ritmo con las conversaciones que pueden sobreponerse o correr simultáneas entre sí.”
     La ley federal requiere a todas las cortes locales, estatales y federales suministrar un intérprete para cualquier persona con capacidades limitadas para el inglés (LEP). Para los latinos que tratan de dominar el idioma inglés, una aparición en la corte puede ser un proceso muy atemorizante e intimidante. Así es que los esfuerzos de los intérpretes de la corte son fundamentales para facilitar la comunicación.
     Este servicio gratuito tiene sus orígenes en el Título VI de la Ley de los Derechos Civiles de 1964, que requiere a cualquier agencia que recibe fondos federales, proveer un acceso equitativo a sus servicios para todos los residentes. Para los latinos, esto significa que su agencia esta obligada por la ley a ofrecer un intérprete que pueda traducir oralmente a español todo lo que es dicho en su presencia. En teoría, este requisito se extiende no solo al sistema de tribunales sino también al sistema escolar y a las instalaciones médicas.
     El Estado de Georgia reconoce tres designaciones autorizadas de intérpretes judiciales: Certificados, Aprobados Condicionalmente y Registrados. Depende de la jurisdicción, muchas cortes también permiten intérpretes que no han terminado estos regímenes de entrenamiento para servir como intérpretes.
     En una entrevista el mes pasado con La Voz Latina, Michelle Gonzales, quien es la única Intérprete Judicial certificada del Condado de Chatham, acordó explicar algunos conceptos básicos relacionados con el papel de un intérprete.

La Voz Latina: ¿Cómo ha desarrollado sus conocimientos del idioma español?

Gonzales: Ademas de estudiar español en una escuela de inmersión al idioma, mi esposo y yo pasamos seis años sirviendo como misioneros en la República Dominicana. Cuando nos mudamos a Savannah en 2006, me convertí en Intérprete Judicial Registrada. Soy miembro de la Asociación Nacional de Intérpretes y Traductores Judiciales, la Asociación de Intérpretes y Traductores de Atlanta, y la Red de Intérpretes Médicos de Georgia. Además de la interpretación judicial, también trabajo como Intérprete de Pacientes y Servicios de Familia para un hospital local.

La Voz Latina: ¿Por qué es tan importante prepararse para llegar a ser un intérprete?

Gonzales: Nuestro sistema de justicia criminal tiene pautas muy específicas que se deben seguir. Mi trabajo es como cualquier otra habilidad adquirida- si lo quiere hacer correctamente, necesita entender y seguir las normas. Además de pagar numerosos derechos de licencias, también invertí muchas, muchas horas de estudio. Pero comprendo lo intimidante que debe ser para alguien, sentarse en una sala de justicia rodeado de personas que hablan un idioma que no entiende. Mi formación me ha preparado para cualquier número de escenarios que puedan surgir en una situación de un tribunal. Un intérprete no entrenado puede romper esas normas sin ni siquiera saberlo y causar daños serios. Algunos de esos intérpretes incluso le han dicho a sus clientes cuándo deberían declararse culpable o no, o envían sus casos a otras cortes. Un intérprete capacitado sabe que no tiene permitido dar ningún asesoramiento legal a las personas a las que les está interpretando. ¡Los intérpretes de la corte no son abogados! Un intérprete con licencia puede perderla por tal conducta.

La Voz Latina: Las expresiones en inglés y en español no siempre se traducen palabra por palabra. ¿Cuánta libertad de acción le da la corte cuando está traduciendo a inglés la respuesta de un cliente?

Gonzales: Los intérpretes interpretan de significado, porque interpretar palabra por palabra a menudo es confuso e imposible y el resultado no puede tener sentido. Recuerdo una ocasión en la que un testigo mexicano se refirió a una “mordida”. En este caso, en realidad estaba hablando sobre alguien que estaba sobornando a un policía.

La Voz Latina: Si usted siente que un testigo no entiende una pregunta o un comentario durante un procedimiento judicial, ¿puede explicarle qué esta pasando?

Gonzales: ¡Nunca! Los reporteros de la corte tienen prohibido tener alguna comunicación directa con el cliente. Si no entienden algo, puedo transmitir esa información a su abogado u oficial de la corte, pero tengo estrictamente prohibido darles algún asesoramiento legal, expresar opiniones personales a los clientes o realizar cualquier otra actividad que pueda interpretarse que comprenda un servicio distinto a interpretar o traducir.

La Voz Latina: ¿Sus sentimientos personales sobre un caso de la corte alguna vez han influenciado en su trabajo?

Gonzales: Si estoy haciendo my trabajo correctamente, tengo que permanecer neutral- una pizarra en negro. Mi lealtad tiene que ser para el sistema judicial y para la justicia. No puedo dejar que los sentimientos personales jueguen un papel en mi trabajo. En una ocasión, un testigo hizo un comentario radicalmente insensible. Puesto que repetí lo que el cliente dijo como si yo estuviera diciendo las palabras (en primera persona), toda la gente en la sala del tribunal abrió la boca y se quedó mirándome como si yo hubiera hecho el comentario.

La Voz Latina: ¿Qué es interpretar en equipo?

Gonzales: La interpretación en equipo es un buen ejemplo de por qué es tan importante continuar la educación. Este es un reciente desarrollo donde las cortes se dan cuenta de lo físicamente agotador que puede llegar a ser relatar para la corte. Ahora ellos ahora tienen un sistema donde, en ciertos casos, dos intérpretes trabajan en conjunto para dar un alivio el uno al otro cada 30 minutos mas o menos durante procedimientos judiciales largos y difíciles.

La Voz Latina: ¿Quién es el responsable por pagarle sus honorarios cuando proporciona interpretación judicial?

Gonzales: Cuando trabajo para las cortes, me paga el sistema judicial. Típicamente, gano $50 por hora. Las cortes requieren suministrar intérpretes gratuitos, pero he escuchado que las personas traen a un intérprete de afuera a las salas de audiencia en el Condado de Chatham donde han pagado hasta $300 por sus servicios.

La Voz Latina: ¿Ofrece algún otro servicio a los clientes fuera de las salas de audiencia?

Gonzales: Sí. Tengo mi propia oficina privada llamada Gonzales Interpreting. Ofrezco interpretación jurídica para declaraciones, mediaciones, audiencias de compensación de trabajadores, audiencias de desempleo y entrevistas abogado-cliente y ofrezco interpretación médica para las visitas médicas, exámenes, procedimientos, terapia física, y sesiones de salud mental. Mi sitio web es gonzalesinterpreting.com

 

Issue Month: 
Friday, July 8, 2016