La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Una visita a Colombia

  • Fotos por Andrew Renshaw.
  • Fotos por Andrew Renshaw.
  • Fotos por Andrew Renshaw.
  • Fotos por Andrew Renshaw.

     El gran escritor polaco, Joseph Conrad, escribió una novela llamada Nostromo, la cual fue inspirada en sus viajes como marinero a Sudamérica. La novela de Conrad describe una república imaginaria de Sudamérica llamada Costaguana, la cuál es rica en recursos naturales y ha atraído a una pareja británica que dirigía una mina de plata, a un italiano (Nostromo), que dirigía su hacienda y a algunos intelectuales locales. Muchos creen que Costaguana fue basada en las observaciones de Conrad de Colombia, un país rico y variado en la esquina noreste del continente.
     Colombia es una tierra maravillosa y variada, con uno de los sistemas políticos más antiguos y el primer gobierno constitucional en Sudamérica. Hoy la lucha entre Liberales y Conservadores continúa, exacerbada por el grupo guerrillero más antiguo del continente, si no del mundo, las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) que ahora tienen 52 años. En La Habana, fue firmado un largamente esperado acuerdo de cese al fuego entre el gobierno del presidente Santos y el jefe de las FARC. Muchos aquí están dudosos de si un acuerdo de paz en toda regla se adherirá, ya que hay generaciones de colombianos que solo han conocido la violencia, la guerra, los secuestros, los asesinatos, la extorsión y la incertidumbre. En el presente, Colombia tiene más personas desplazadas internamente (unos 6.9 millones) que Siria, víctimas de las ocupaciones de tierras de diferentes grupos- a veces grupos guerrilleros, paramilitares e incluso bandas. También esta el serio problema de las minas terrestres en áreas rurales, que han tomado muchas vidas y hacen desafiante el cultivo de la tierra, si no imposible.
     Aunque este acercamiento entre enemigos de tanto tiempo es bienvenido para muchos y mejora la posición internacional de Colombia como destino de viaje placentero y socio de negocios, hay muchos de ambos campos dentro de Colombia que son escépticos a la posibilidad de una paz duradera a largo plazo. La transición requiere un reconocimiento de  los crímenes cometidos, reparaciones a los familiares de las víctimas y una incorporación de las guerrillas a la vida civil. Muchas de las víctimas que sufrieron la peor parte de esta violencia no están contentas con dejar libres a los perpetradores de estos crímenes, pero en situaciones como esta (por ejemplo Irlanda del Norte y ciertas Guerras Civiles) esto es, a veces, la única manera de avanzar. Algunos críticos de las FARC sienten que la transición a la vida civil de muchos de los 7,000 de las fuerzas rebeldes no será fácil. Puede ser especialmente difícil para los comandantes militares dejar ir negocios ilícitos como el tráfico de drogas, puesto que esto ha hecho ricos y poderosos a muchos de ellos.
     Gonzalo Sánchez, Director del Centro de Memoria Histórica de Colombia, siente que el final del conflicto armado de Colombia cierra un “ciclo revolucionario” no solo para Colombia, sino también para la región. Dice que los colombianos tendrán que “acostumbrarse al sonido de la movilización social en lugar de las balas.” Es un reto que muchos colombianos quieren, aunque en las áreas rurales, muchos habitantes sienten temor y se preguntan qué va a ser de ellos. Sin embargo, el país se siente próspero, con varias aerolíneas nacionales, decenas de universidades (muchas de la época Colonial), una clase profesional grande y creciente y ciudades cosmopolitas con diferentes características y fortalezas regionales.
     Cuando visité Colombia el mes pasado, encontré a Bogotá, la capital de la montaña, muy placentera, con museos maravillosos, restaurantes y las mejores librerías que he visto (incluso más impresionantes que muchas en España). Su clima es templado y hay mucho espacio verde dentro de la ciudad. La población es agradable y sofisticada. Hay muchos centros comerciales de lujo con empresas de clase mundial, así como también una próspera economía local. También tuve la oportunidad de pasar tiempo en una finca en la provincia de Tolima, donde las FARC tuvieron sus orígenes. La región es rica en ganado y cultivo de arroz y algodón. Uno de los ríos más grandes de Colombia, el Magdalena, corre a través de esta región altamente agrícola. No hay señales de violencia desde que la guerrilla se mudó hace mucho tiempo para pastos más ricos en el norte.
     El tercer lugar que visité fue la antigua capital colonial de Cartagena, en la costa Caribe. ¡Que hermosa ciudad! Establecida en el siglo 16, tiene fortalezas y casas pintadas de colores alegres, con balcones donde cascadas de flores iluminan las calles empedradas. Aunque Cartagena es turística, es disfrutada enormemente por sus ciudadanos que llenan sus calles desde tempranas horas hasta tarde en la noche.
     Cartagena fue el puerto de esclavos más grande de Latinoamérica y aunque la esclavitud fue abolida en Colombia en 1851, existe una población grande de negros que han influenciado sus extraordinarias tradiciones musicales y culinarias. En 1811 Cartagena se hizo independiente de España, ocho años antes de que Bolívar se convirtiera en el primer presidente de una Colombia independiente. En Cartagena hay millonarios caminando por las muchas plazas de la ciudad junto con locales y estudiantes extranjeros, al igual que con    comerciantes locales. Dado a su ubicación en la costa del Caribe, es un destino favorito para los turistas, con muchas maravillas naturales y playas de arena blanca cercanas. Fui a bucear en los arrecifes alrededor de las Islas del Rosario y estaba encantada con la vida marina. Más que nada, encontré a la gente acogedora y encantadora, generosa y amable. Hubo mucha alegría cuando Colombia ganó el primer partido de la Copa América, y música y bailes fantásticos en el club de Cartagena El Havana esa noche.
     Uno necesitaría toda una vida para conocer bien a Colombia, puesto que tiene muchos microclimas, una diversidad extraordinaria y terrenos diferentes que producen una variedad de cultivos. El café y la cocaína quizás las más famosas exportaciones, pero Colombia produce más del 70% de todas las flores cortadas vendidas en los Estados Unidos. Colombia también es el cuarto productor más grande de petróleo del continente y también es famosa por sus esmeraldas, sus hermosas actrices, músicos y escritores. Si alguno de ustedes tiene la oportunidad de visitar Colombia, por favor hágalo. Desde luego espero regresar y conocer un poco mejor. Mientras tanto, deseémosle a todos los colombianos lo mejor en esta nueva transición, que solo puede hacerlos más fuertes y mucho mejores.

Issue Month: 
Friday, July 8, 2016