La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

¿Sueños o Ilusiones?

  • Sr. Agústin Martinez.

“Sr. Augie cuando sea grande seré un rapero.”
“Voy a ser un jugador de fútbol profesional.”

     Estos son solo dos de los muchos comentarios excesivamente ambiciosos que he escuchado durante mis 27 años como consejero juvenil. Todos ellos provienen de adolescentes valientes que han tomado el paso de confiarme su sueño. Además de estar agradecido por esa confianza, con frecuencia hago unas cuantas sugerencias y preguntas básicas. Mi acercamiento con todos los jóvenes a los que educo es tratarlos como trato a mis propios hijos.
     Si mis hijos hubieran hecho estos pronunciamientos sobre su profesión, les hubiera hecho muchas preguntas para descubrir cuánto sabían sobre su campo elegido- para aconsejarlos y más importante, para descubrir cómo los puedo ayudar a alcanzar sus metas. Esta es la verdadera definición de apoyo.
     Para mi sorpresa, aparte de lo que presenta un programa de televisión o lo que un video juego ha retratado o lo que sus amigos han dicho, la mayoría de mis jóvenes adolescentes saben muy poco sobre su campo de profesión elegido. Ellos imaginan o asumen muchas cosas que consideran un hecho sin hacer alguna investigación, y como sabemos, la vida tiene una manera de hacer que las cosas suenen fáciles.
     Vamos a tomar como ejemplo la industria de la música.
     ¿Cómo se introduce a ella? Bueno, mirando desde afuera hacia adentro, diría que va a haber involucrado mucho trabajo duro. ¿Pero trabajo en qué? Esta es la verdadera pregunta. No estoy en la industria de la música, pero conozco a una docena de profesionales en la música y decenas de personas que sueñan con hacer algo grande.
     Aquí están unas de las cosas que ellos me han enseñado sobre su éxito.
• Usted necesita una presencia en los medios de comunicación social en varias plataformas, y debe publicar agresivamente en estas mismas plataformas.
• Usted tiene que hacerse notar y tener una cualidad única que lo diferencie. O por lo menos, su cualidad debe ser lo suficientemente atractiva para llamar la atención de alguien de la industria.
• El esfuerzo requerido para tener éxito no es para cobardes. Debe ser consistente. Debe aprender consistentemente y continuamente. Debe estar dispuesto a ir por este camino solo. Debe conocer gente, soportar las críticas, y sobre todo, debe creer en su sueño más que nadie.
     Muchos de los jóvenes con los que he trabajado nunca comenzarán su trayecto porque nunca dan un solo paso hacia él. Un hombre muy joven llegó a mi vida hace dos años. Soñaba con ser un rapero. Venía de un barrio afectado por la pobreza y fue criado por una madre soltera y amorosa. Durante el curso de nuestra conversación me invitó a pasar por su “estudio” y escuchar algo de su música.
     Unos días después fui y escuché algo de su música. El joven definitivamente tenía talento. Tenía algunas canciones, pero no muchas. Mi consejo para él fue establecer una fuerte presencia en los medios y mantenerse ocupado produciendo música. Hasta la fecha ha producido dos o tres videos y tal vez seis canciones adicionales. Pasa su tiempo libre de fiesta y pasando el rato con sus amigos. Espera su gran oportunidad en cualquier momento pero la idea del trabajo duro y el éxito es tomada seriamente.
     Aquí es donde sus padres le han fallado. Como padre, su trabajo es ayudar a su hijo a encontrar el éxito. Primero que todo, tiene que descubrir en qué él es bueno o en qué podría ser bueno y encontrar puertas para abrirle. Los padres deben guiar el crecimiento de sus hijos exponiéndolos a nuevas personas, ideas y actividades.
     Vivimos en una época en donde la información esta literalmente a nuestro alcance. Internet esta lleno de información sobre la mayoría de cualquier tema. Muchos padres manejan únicamente sus propias opiniones y creencias. Cuando pongo en duda la base de sus opiniones, he quedado consternado al descubrir que rara vez es verdadera. En la mayor parte, toman decisiones basadas en pensamientos inventados por ellos mismos, caprichos si se quiere. Los padres, de todos, deberían saber lo difícil que es competir en este mundo y deberían abrir a sus hijos tantas puertas como les sea posible.    
     Los sueños son maravillosos, pero sin tomar medidas proactivas para volverlos realidad, se quedan como ilusiones. Desafortunadamente, muchos de mis jóvenes amigos se encuentran encerrados en esta mentalidad estancada, debido principalmente a su crianza.

Issue Month: 
Tuesday, August 9, 2016