La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Savannah estudia las condiciones de vivienda justas

Su casa ofrece más que un refugio para el inclemente clima. Donde vive puede tener un profundo efecto en la educación que sus hijos reciben, así como en las oportunidades de empleo disponibles para ellos en la vida. Por estas razones, y muchas otras, la discriminación en la vivienda tiene un impacto profundo y duradero en sus víctimas.
En los últimos 50 años, la Ley de Vivienda Justa ha prohibido la discriminación en la venta, el alquiler y la financiación de viviendas basados en la raza, el color, la religión, el sexo o el país de origen, y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) es la agencia encargada de hacer cumplir las leyes de vivienda justa. Cada cinco años, el HUD exige que las ciudades de Estados Unidos realicen una Evaluación de Vivienda Justa para asegurar que las leyes diseñadas para proteger los intereses de las minorías, se estén aplicando activamente.
El mes pasado, la Ciudad de Savannah contrató a Mosaic Community Planning, una firma de consultoría establecida en Atlanta, para realizar una serie de entrevistas a los residentes de las comunidades minoritarias de Savannah.
Mosaic fue contratado para preparar la Evaluación de Vivienda Justa de Savannah, y como parte de ese proceso condujo una serie de actividades de alcance comunitario, incluyendo talleres públicos, entrevistas, grupos de enfoque y una encuesta en línea; Las entrevistas y los grupos de enfoque fueron programados con una amplia gama de partes interesadas, incluyendo coaliciones basadas en la fe, banqueros hipotecarios, corredores de bienes raíces, desarrolladores, proveedores de vivienda sin fines de lucro, proveedores de servicios sin fines de lucro (servicios legales, gente con discapacidades, personas sin hogar, etc.), barrios de bajos ingresos, comunidades minoritarias y personal de planificación de la ciudad y la región.
Patty McIntosh trabaja para el Departamento de Planificación y Desarrollo Comunitario de la Ciudad de Savannah. Ella dijo que el estudio fue requerido por Savannah para mantener la elegibilidad para los Subsidios en Bloque para el Desarrollo Comunitario y otros fondos federales de vivienda.
“Nuestra evaluación implica investigar sobre esas cuestiones como patrones de segregación, áreas concentradas de pobreza y disparidades en el acceso a oportunidades,” dijo McIntosh. “Basados en los hallazgos, esta evaluación propondrá estrategias para superar cualquier barrera de vivienda justa identificada.”
Los participantes del foro incluyeron a la socia principal de Mosaic, Melissa Mailloux, y a varias personas conectadas a las comunidades hispanas de Savannah: Maria Ramo-Hibbs, Directora de la Oficina de Vida Familiar de la Diócesis Católica de Savannah; Rebecca Lehto, Asistente Administrativa de Organizaciones Benéficas Católicas del Sur de Georgia; Samuel Rodriguez, Pastor de la Primera Iglesia Bautista Hispana de Savannah; y John Newton, Editor de La Voz Latina, un periódico mensual que sirve a Savannah y a las comunidades de los alrededores.
Los participantes del grupo le dijeron a Mailloux que la segregación racial existía en los barrios hispanos de Savannah, pero estuvieron de acuerdo en que el problema era principalmente debido a factores económicos y a un deseo de vivir cerca a personas que compartían un lenguaje y una cultura común.
“El crimen es un gran problema para muchos de los que viven en estos barrios,” dijo un participante. “Los criminales llegan a estos barrios y asaltan a la gente y les roban su dinero, pero la gente no se puede mudar porque no pueden pagar una renta más alta en algún otro lugar.”
Otro participante dijo que la falta de conocimiento sobre los derechos del arrendatario y el estatus legal de algunos residentes, jugaron un papel en la forma en que fueron tratados por los propietarios.
“La gente que esta indocumentada tiene miedo de quejarse con el propietario cuando hay un problema,” comentó uno. “El propietario sabe que ellos no van a llevar sus quejas a las autoridades legales, así que los ignora o les dice que lo arreglen ellos o que se muden si no les gusta.”
El transporte fue identificado como otro gran problema para los residentes hispanos que viven en áreas que no reciben servicio de autobús de la Autoridad de Transito del Área de Chatham. John Newton mencionó que cientos de familias hispanas viven en áreas no incorporadas y municipios adyacentes a Savannah, donde los líderes políticos han prometido luchar en contra de poner este servicio de autobús a estos residentes.
“El Comisionado del Condado de Chatham, Dean Kicklighter, quien representa a los residentes en Garden City y el lado oeste, me dijo que nunca apoyaría el servicio de autobús a los parques de casas rodantes en Dean Forest Road, porque las personas que lo eligieron para el cargo no montan en autobús y no quieren que sus impuestos paguen por un servicio que ellos un usan,” dijo Newton.
Mailloux mencionó que los oficiales de Savannah no tienen jurisdicción sobre las decisiones políticas tomadas por otros municipios del condado.
Los participantes estuvieron de acuerdo en que muchos hispanos que viven en Savannah no eran conscientes de las leyes de vivienda justa o de los derechos básicos que existen para proteger a todos los residentes, independientemente del estatus legal. El grupo también estuvo de acuerdo en que la Ciudad de Savannah necesitaba volverse más proactiva en educar a los residentes hispanos sobre sus derechos y debe estar dispuesta a proporcionar materiales en español para ayudarlos.
Wayne Dawson es el Director Ejecutivo del Consejo de Vivienda Justa de Savannah, una entidad sin fines de lucro que trabaja para eliminar la discriminación en la vivienda a través de educación y programas de aplicación.
“Entendemos los problemas que presentan las barreras del idioma a nuestros residentes hispanos,” dijo Dawson. “En 2010, la Ciudad de Savannah financió un estudio de vivienda justa que pidió fondos adicionales para servicios de asesoramiento explícitamente dirigidos hacia los residentes hispanos que viven en la pobreza. Estoy cautelosamente optimista de que el nuevo proceso sea más exitoso que los esfuerzos anteriores.”
En lenguaje fuerte, el estudio de 2010 dio una idea general de las varias acciones que la ciudad debería emprender para educar a los residentes hispanos sobre sus derechos como inquilinos: “Los problemas de pobreza e incapacidad de vivienda menos costosa para cumplir con los estándares mínimos de satisfacción y seguridad, se agravan para algunos residentes hispanos debido a la disposición de agentes sin escrúpulos que toman ventaja de la falta de familiaridad cultural y las limitaciones lingüísticas para recoger un exceso de beneficios de un grupo cuyas capacidades para defenderse son limitadas. Debe proporcionarse a las comunidades inmigrantes más pobres asesoramiento casi-legal, traducciones básicas de contratos y explicaciones de los derechos y las responsabilidades de las partes para determinados arrendamientos, acuerdos de compra y opciones, para reducir los niveles de explotación ilegal.”
Melissa Mailloux dijo que los resultados del último estudio de la Evaluación de Vivienda Justa deben estar disponibles para la revisión pública el próximo año.
Para más información sobre el Consejo de Vivienda Justa de Savannah, por favor contacte a Wayne Dawson al 912-651-3636 o escriba a wayne@savannahfairhousing.org. Para tener acceso a los documentos de vivienda justa en español, por favor visite www.fairhousingresourcecenter.wordpress.com/print-psas/

Issue Month: 
Thursday, December 1, 2016