La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Obama termina camino sin visas para los cubanos que llegan a territorio estadounidense

  • En esta foto del 22 de marzo de 2016, el presidente Barack Obama habla en el Gran Teatro de La Habana, Cuba. (Foto AP/Desmond Boyland, Archivo)
  • En esta foto de archivo del 26 de Agosto de 1994, refugiados cubanos flotan en el mar, a 60 millas al sur de Key West, Florida. (Foto AP/Dave Martin, Archivo)

Washington (AP) – El mes pasado, el Presidente Obama terminó la antigua política de inmigración que permitía a cualquier Cubano que llegara a territorio estadounidense quedarse y convertirse en un residente legal.
La revocación de la política de “pies mojados, pies secos” es efectiva inmediatamente. La decisión adoptada después de meses de negociaciones se enfocó en parte en lograr que Cuba aceptara retirar a las personas que habían llegado a los Estados Unidos. “Efectiva inmediatamente, los cubanos que intenten entrar a los Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para alivio humanitario estarán sujetos a remoción, de acuerdo con la ley de Estados Unidos y las prioridades de aplicación,” dijo Obama en una declaración. “Dando este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los inmigrantes de otros países. El gobierno cubano ha acordado aceptar el regreso de los Cubanos a los que se les ha ordenado salir, al igual que ha aceptado el regreso de los inmigrantes interceptados en el mar.”
El gobierno cubano elogió el movimiento. En una declaración leída en la televisión estatal, llamó a la firma del acuerdo “un paso importante en el avance de las relaciones” entre Estados Unidos y Cuba que “tiene como objetivo garantizar una inmigración normal, segura y ordenada.”
Obama usó un cambio de regla administrativa para terminar la política y el Presidente Donald Trump, quien ha criticado los movimientos de Obama para mejorar las relaciones con Cuba, podría deshacer ese cambio de norma. Pero terminar una política que ha permitido a cientos de miles de personas venir a los Estados Unidos sin una visa, también se alinea con el compromiso de Trump de endurecer las políticas de inmigración.
El Presidente Bill Clinton creó la política “pies mojados, pies secos” en 1995, como una revisión de una política de inmigración más liberal que permitía a los Cubanos agarrados en el mar venir a los Estados Unidos y volverse residentes legales en un año.
Los dos gobiernos han estado negociando terminar “pies mojados, pies secos” por meses, y finalizaron el acuerdo unos días antes de que Obama dejara su cargo. El embargo económico de décadas de antigüedad, sin embargo, permanece en su lugar, como lo hace el Acta de Ajuste Cubano, que permite a los cubanos volverse residentes permanentes un año después de llegar legalmente a Estados Unidos.
Bajo los términos del acuerdo, Cuba aceptó recibir a aquellos rechazados de Estados Unidos, si el tiempo de su salida de Cuba y el comienzo de las audiencias de deportación en los Estados Unidos es de cuatro años o menos. Los oficiales dijeron que el periodo de tiempo es requerido bajo una ley cubana presentada después de que el Congreso pasó el Acta de Ajuste Cubano.
Desde octubre de 2012, más de 11,000 cubanos se han presentado en los puertos de entrada a lo largo de la frontera, según las estadísticas publicadas por el Departamento de Seguridad Nacional, incluyendo mas de 48,000 personas que llegaron entre octubre de 2015 y Noviembre de 2016.
Las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba estuvieron atascadas durante décadas en un congelamiento de la Guerra Fría, pero Obama y el Presidente Cubano Raúl Castro establecieron relaciones diplomáticas completas y abrieron embajadas en sus capitales en 2015. Obama visitó La Habana el pasado marzo. Los oficiales de ambas naciones se reunieron el jueves en Washington para coordinar el Programa de Libertad Condicional para los Médicos Profesionales Cubanos, que fue iniciado por el Presidente George W. Bush en 2006. La medida permitió a los médicos, enfermeros y otros profesionales médicos Cubanos buscar libertad condicional en los Estados Unidos mientras tenían asignaciones en el extranjero. El presidente dijo que los médicos pueden seguir aplicando por asilo en las embajadas de Estados Unidos alrededor del mundo.
“Al proporcionar trato preferencial al personal médico cubano, el programa de libertad condicional médica... se arriesga a perjudicar a los Cubanos,” dijo Obama.
La gente que ya se encuentra en los Estados Unidos y en ruta bajo “pies mojados, pies secos” y el programa de libertad condicional médica, podrán continuar el proceso hacia obtener estatus legal.
La reacción en La Habana al anuncio fue silenciada. “Esto estaba destinado a pasar en algún momento,” dijo el taxista Guillermo Britos de 35 años. “Puede imponer una dinámica más normal sobre la emigración, para que no muera tanta gente en el mar, pero también podría ser una válvula de escape lejos del gobierno, que estaba recibiendo divisas de los emigrantes.”
Los Cubanos anticastristas en Miami tuvieron respuestas mezcladas, algunos expresaron enfado hacia Obama por lo que ellos llamaron otra traición de los Cubanos comunes. Otros dijeron que pensaban que la medida incrementaría la presión para un cambio en Cuba. “Las personas que no pueden irse, podrían crear problemas internos para el régimen,” dijo Jorge Gutierrez, un veterano de 80 años de la invasión a Bahía de Cochinos. Pero agregó, “Desde el punto de vista humanitario, esta quitando la posibilidad de un mejor futuro para las personas que están luchando en Cuba.”

Issue Month: 
Thursday, February 2, 2017