La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

El pintor mexicano José Luis Cuevas muere a los 83 años

  • José Luis Cuevas. (AP Photo /Marco Ugarte, File)
  • "El Doctor" por Jose Luis Cuevas. www.joseluiscuevas.com

Ciudad de México (AP) – El pintor mexicano José Luis Cuevas, quien dejó su huella al romper con la tradición hiper-nacionalista de los muralistas del país de las décadas de los 30 y los 40, murió el mes pasado. Tenía 83 años.
El presidente Enrique Peña Nieto anunció la muerte de Cuevas pero no dijo la causa de su muerte. Los muralistas de esa época idealizaron a la clase trabajadora, los campesinos y los indígenas del pasado de México. Pero Cuevas fue conocido por sus representaciones torcidas y distorsionadas de la forma humana, tanto en la pintura como en la escultura.
Cuevas nació en Ciudad de México en 1934. Mostró la promesa artística temprano en la vida, ganando su primer premio por un autorretrato que presentó en un concurso de dibujo de niños del Ministerio Mexicano de Educación Pública a los 6 años. Cuando tenía 10 años, se inscribió en la Escuela Nacional de Pintura pero una fiebre reumática lo forzó a dejar sus estudios. Permaneció en cama durante los siguientes dos años donde cultivó el amor por la lectura y el dibujo.
A los 14 años, Cuevas había ilustrado numerosos periódicos y libros y tuvo su primera exposición en Ciudad de México. En 1953 Cuevas publicó La Cortina del Nopal, un artículo condenando aspectos del movimiento de Mural Mexicano y abogando por una mayor libertad artística. Promovió la expresión individual y el arte figurativo reflejando la condición humana contemporánea, y provocó el enojo de pintores consagrados del la época incluyendo al muralista Diego Rivera.
La obra de Cuevas fue influenciada por el arte gráfico de Goya y Picasso así como por Posada y Orozco, cuyas representaciones de criaturas deformes, humanidad degradada y prostitutas tenían un interés temático particular. A través de los años, le rindió homenaje a sus pintores y escritores favoritos, como Dostoevsky, Kafka, Quevedo y Sade en numerosas series de dibujos e impresiones. Cuevas dijo que sus dibujos representan la soledad y el aislamiento del hombre contemporáneo y la incapacidad del hombre para comunicarse. Por esta razón es que muchas veces distorsionada y transformaba la figura humana hasta el punto de la originalidad.
Cuevas fue descrito algunas veces como vano, un mentiroso patológico y un hipocondríaco, obsesionado con la enfermedad y la muerte, especialmente la suya. El escritor René Avilés Fabila dijo una vez “El amor más grande de José Luis Cuevas se llama José Luis Cuevas, porque él es un artista más enamorado de sí mismo que de su obra.” Cuevas declaró que no creía que era vano, y dijo que esa idea comenzó en 1955 cuando decidió tomarse una foto cada día, lo cual continuó haciendo hasta el final de su vida.
Cuevas tuvo exposiciones individuales en museos y galerías a través del mundo. Fue premiado con el Premio Nacional de Bellas Artes en México en 1981 y representó a México en 1982 en la Bienal de Venecia. En 1992 se abrió el Museo Jose Luis Cuevas en Ciudad de México.

Issue Month: 
Tuesday, August 1, 2017