La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Comunidad venezolana de Savannah celebra plebiscito

  • Los votantes se alinearon fuera del restaurante. Voters line up outside the restarant. Foto por John Newton.
  • Organizadores del evento- Minna Betancourt y su esposo Francisco, y Ana Viseras de Rancho Alegre. Foto de FaceBook.com
  • Los votantes marcaron las papeletas con sus huellas dactilares. Voters marked their ballots with fingerprints. Foto de FaceBook.com
  • (Izq. a Der.) Audrey Rodriguez, su padre Juan Manual Rodriguez (el dueño de Rancho Alegre) y dos amigos.

     Para la mayoría de los residentes de Savannah, los disturbios sociales y políticos en Venezuela parecen estar muy lejos de sus vidas cotidianas. Pero esta crisis es muy real para mí y para más de 200 venezolanos que ahora llaman a Savannah su casa.
     Es especialmente doloroso para nosotros que vemos desde lejos cómo los amigos y los familiares rebuscan entre la basura de la calle para calmar su hambre; que presenciamos las muertes innecesarias de seres queridos debido a la falta de asistencia médica básica; que escuchamos los llantos de las madres llorando por sus hijos asesinados por criminales o en manos de la policía represiva del gobierno; que vemos cómo los mejores y más brillantes de nuestros jóvenes profesionales se ven forzados a abandonar un país que no tiene futuro para ellos.
     El gobierno socialista del presidente venezolano Nicolas Maduro ha mostrado un evidente atropello por los derechos humanos más básicos. Por lo que fue una sorpresa la semana pasada cuando Maduro liberó de la prisión al líder de la oposición, Leopoldo Lopez, para darle arresto domiciliario.
     Pero no estamos engañados con esta estrategia. De acuerdo a Amnistía Internacional hay más de 300 prisioneros políticos encarcelados por crímenes que no cometieron. 92 manifestantes han sido asesinados y 1,500 heridos en recientes enfrentamientos con la policía del gobierno.
     Aunque los oponentes de Maduro ganaron el control de la Asamblea Nacional en 2015 por una victoria electoral, la Corte Suprema apilada por el gobierno, emitió un fallo despojando a la nueva legislación de sus poderes.
     En desesperación, Maduro ahora ha decidido volver a escribir la constitución de Venezuela y ha programado un voto el 30 de julio para elegir delegados para la asamblea especial para volver a escribir la constitución de nuestra nación.
     A pesar de que las encuestas dicen que el 75% de los venezolanos han perdido la fe en su liderazgo, Maduro mantiene un fuerte control sobre casi todas las ramas del gobierno. ¡Olvidado esta el derecho legal de la gente de celebrar las elecciones libres que fueron aplazadas el año pasado! Pero ya es suficiente, ya no hay más puntos medios.
     El domingo, 16 de julio, 2017, la gente de Venezuela, junto con expatriados como yo de alrededor del mundo, ejercieron su poder según lo exige la actual constitución con respecto a tres puntos principales: 1) Nosotros, los venezolanos, rechazamos volver a escribir la constitución; 2) Exigimos que todas las fuerzas armadas y los servidores públicos obedezcan y defiendan la Constitución de 1999, y defiendan las decisiones de la Asamblea Constitucional; 3) Aprobamos la renovación de todas las Ramas del Gobierno como lo dispone la Constitución, por medio de elecciones libres y claras, y la configuración de un gobierno unificado y pluralista para reintegrar el orden constitucional.
     El plebiscito de Savannah fue organizado por el restaurante Rancho Alegre, 402 Martin Luther King Blvd., de 8:00 A.M. a 4:00 P.M. Los votantes elegibles tenían que ser mayores de 18 años, y tenían que proporcionar su certificado de nacimiento o su pasaporte venezolano.
     Por este referendo el pueblo venezolano le demostró al mundo que no va a permitir que Maduro fortalezca lo que el ex presidente colombiano Andrés Pastrana ha definido como un establecimiento narco-para-constitucional alimentado por capos de la droga, paramilitares y amigos corruptos.
     Los venezolanos continuarán mostrándole al mundo que están comprometidos a rescatar y devolver a su país a lo que alguna vez fue: un lugar próspero, hermoso y tranquilo para vivir. Lo que venga después de nuestra victoria contra este gobierno atroz, estará en manos de aquellos que se sientan silenciosamente y ven como cientos de jóvenes manifestantes continúan siendo masacrados por éste tirano.

     Nota del editor: Los organizadores locales del plebiscito del 16 de julio quedaron conmovidos con la respuesta de su llamado a la acción. “Tuvimos multitudes de votantes haciendo fila afuera de Rancho Alegre incluso antes de que se abrieran las puertas a las 8 a.m.,” dijo Minna Betancourt. “La gente vino aquí de toda la zona, desde Hilton Head y Bluffton, hasta Brunswick y otras partes de Georgia. Tuvimos a votantes tan jóvenes como de 18 años y a un par de señoras que tenían casi 100 años, todos unidos por el deseo que mostrar su disgusto con el régimen de Maduro.”
     Betancourt dijo que la votación final mostró a 617 votantes a favor de rechazar las reformas constitucionales de Maduro, y tres votos en apoyo a Maduro. “Fue gracioso,” dijo ella. “Nos sentamos aquí contando los votos y fue muy monótono... sí, sí, sí, sí, sí, ¡De repente un voto no! Nos despertó a todos.”
     Según la Prensa Asociada, más de 7.1 millones de personas votaron para rechazar el plan del presidente Nicolas Maduro de volver a escribir la constitución venezolana.

Issue Month: 
Wednesday, August 2, 2017