La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Traductores hispanos ayudan a la Liga Mayor de Béisbol

  • Diego Ettedgui. (Foto de Twitter)

Allentown, Pa (AP) – En un juego contra el rival New York Yankees en 2014, el director de Boston Red Sox, John Farrel salió de su banquillo para alertar al árbitro de una sustancia extraña en el cuello del lanzador Michael Pineda de los Yankees. Cuando la sustancia resultó ser alquitrán, Pineda no solo fue expulsado sino suspendido por 10 juegos. Enfrentando a un enjambre de reporteros, Pineda, nacido en República Dominicana, luchó por responder a las preguntas.
     El incidente irritó a su compañero de equipo Carlos Beltran, que pensó que a Pineda lo debió haber acompañado un traductor, porque no pudo encontrar las palabras que necesitaba para explicarse en inglés.
     Beltran sabía que con casi 200 jugadores de países hispanohablantes en las ligas mayores, no era un incidente aislado. Entonces presionó a la Asociación de Jugadores de la Liga Mayor de Béisbol, que a su vez se acercó a la Liga Mayor de Béisbol, para proporcionar traductores de español.
     Después de lanzar un programa piloto de un año en 2016, en el cual fueron contratados traductores para cada equipo, la MLB acordó continuar con el programa por cinco años.
     Ningún equipo se ha beneficiado tanto del programa que los Philadelphia Phillies, cuya nómina esta entre los más dependientes de jugadores latinos. Y nadie ha estado más contento de tenerlo que el jardinero Andres Blanco. Antes de que su compañero venezolano Diego Ettedgui se uniera al equipo el año pasado como traductor, los oficios de interpretación caían con frecuencia en Blanco, uno de una docena de hablantes nativos de español que han estado en la nómina esta temporada.
     Blanco eventualmente se volvió fluido, pero luchó con el inglés por mucho tiempo después de entrar en la liga menor de béisbol hace 15 años. “Prácticamente es en la sede del club o cuando los entrenadores hablan o cuando los medios preguntan algo, cuando cometemos mayores errores.” dijo Blanco.
     Una palabra incorrecta es todo lo que se necesita para confundir a un reportero o crear una confusión con una pregunta, dijo. Y a veces, lo que se pierde en la traducción puede ser vergonzoso. Por ejemplo, cuando Blanco estaba con el equipo Double A de Kansas City Royals, pensó que el director le había dicho que podía reportarse al campo en flip-flops, pero se dio cuenta de su error cuando el resto del equipo apareció en zapatos de vestir.
     Para el lanzador de relevo Edubray Ramos, una mala traducción fue más costosa. Mientras jugaba para Single-A Clearwater, el entrenador le pidió al lanzador venezolano lanzar una bola rápida fuera. Él hizo lo que pensó que el entrenador le había dicho y lanzó una bola rápida – por el centro, entregando un home run.
Béisbol Mundial
     La popularidad del béisbol en Latinoamérica ha aumentado el número de jugadores hispanohablantes a casi 30%, según lo demuestran las estadísticas de la MLB. Esto esta muy lejos de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando solo un 1% de los jugadores hablaban principalmente español, de acuerdo a la Sociedad para la Investigación de Béisbol Americano. A finales de los 90, la barrera del idioma se había convertido en tal problema, que la MLB comenzó a ofrecer clases de inglés como segundo idioma en 1997, con el equipo cubriendo los costos. Esas clases continúan en curso. Mientras los jugadores aprenden el idioma, los nuevos jugadores se unen a las filas desde lugares como República Dominicana, donde todos los equipos de la MLB tienen academias de béisbol, y Venezuela.  Esos dos países contribuyen con el número más grande de jugadores, alrededor de 170 en total en esta temporada. Hasta 2016, los equipos confiaron en entrenadores y jugadores hispanohablantes para traducir.
     Ettedgui cree que el número de jugadores latinos en el béisbol se ha disparado en gran medida porque los niños ven triunfar a gente de sus ciudades natales, como a Ozzie Guillen, Andres Galarraga y Omar Vizquel. “Muchos de estos chicos vienen de la nada, escasamente tienen comida en casa, a veces no tienen una figura paternal y cuando ven la TV ven a personas como ellos que han alcanzado el éxito,” dijo Ettedgui.

Issue Month: 
Wednesday, October 18, 2017