La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Acción enérgica para un futuro más brillante

  • Stacey Abrams.

En el Condado de Laurens, dos padres ocupados dejaron a su hijo de dos años en la guardería, preocupados por la factura que vencía al final de la semana. Una madre soltera en Gwinnett vuelve al trabajo, su recién nacido al cuidado de un vecino, que es todo lo que puede pagar. Los abuelos en el Condado de Cataoosa, criando a sus tres nietos – de 3, 7 y 11 años – se quedan despiertos hasta tarde para saber como estirar su presupuesto para su nueva familia.
Independientemente de la familia, cuidar a nuestros hijos desde la cuna hasta la carrera profesional, se mantiene como una meta clara y fundamental. El cuidado infantil de calidad y el aprendizaje temprano son críticos para fomentar la preparación para la escuela, las tasas de graduación, el dominio de la lectura y las tasas de asistencia a la universidad. Los programas después de la escuela profundizan el aprendizaje y apoyan a las familias en donde la escuela termina antes que el trabajo. Los empleados que tienen tranquilidad sobre los arreglos del cuidado de sus hijos, son trabajadores más estables y productivos, que a su vez hacen nuestro estado más competitivo cuando atrae negocios.
El aprendizaje temprano es profundamente beneficioso para nuestros niños pequeños, los cuales tienen puntajes más altos de rendimiento cognitivo y académico en su adolescencia, si pasan tiempo en guarderías de alta calidad cuando son pequeños. Desde guarderías de alta calidad hasta prekínder, Georgia ha sido durante mucho tiempo un líder en el aprendizaje de la primera infancia, incluyendo el lanzamiento de uno de los primeros programas universales de prekínder de jornada completa de todo el país para los niños de cuatro años, y sus estándares Bright from the Start. Sin embargo, para las familias de todo el estado, el cuidado infantil de calidad se ha vuelto hoy costoso o inalcanzable.
Casi medio millón de niños menores de seis años en Georgia tienen a ambos padres en la fuerza laboral, pero el acceso al cuidado infantil de calidad, especialmente de los programas enfocados en el aprendizaje temprano, sigue siendo una barrera para muchas de nuestras familias. El costo promedio por el cuidado de un niños en Georgia es de casi $7,700 al año – más del promedio del costo de la matrícula para una universidad pública en el estado – y esos costos están subiendo. El cuidado por dos niños cuesta más que el promedio de renta en la mayor parte del estado.
La ubicación también tiene un impacto tremendo en el acceso. Miles de niños de todo el estado, particularmente en las comunidades rurales, viven en el desierto de la atención educativa, donde sus padres no pueden encontrar o costear un cuidado infantil de alta calidad. A los trabajadores del cuidado infantil les pagan tasas abismalmente bajas, y las barreras para entrar al campo con frecuencia son muy grandes para aquellos que desean hacerlo. Esto perjudica el futuro de nuestros niños, reduce la productividad del trabajador y ahoga el crecimiento de nuestro estado.
El cuidado educativo de calidad desarrolla niños resistentes, proporciona estabilidad para los empleadores cuyos empleados saben que sus hijos están en buenas manos, e invierte en la mano de obra futura, comenzando en la primera infancia.
MI VISIÓN PARA GEORGIA: Georgia va a educar a niños audaces y ambiciosos desde la cuna hasta la carrera profesional. Como gobernadora, voy a extender el acceso a los programas de cuidado infantil de alta calidad, a asegurar opciones asequibles para los niños de 0-3 años, a incrementar el acceso a prekínder, a mejorar el sustento de los maestros y a expandir el acceso a los programas después de la escuela a nivel estatal. Nuestros niños serán la prueba de nuestra inversión y nuestra fuerza laboral será más productiva.
Georgia tienen los recursos para atender a nuestros niños – y como Gobernadora, tendré la visión y educaré a niños audaces y ambiciosos como nuestro mejor legado. Al eliminar las lagunas fiscales y el documento fiscal de $58 millones que desvía los dólares públicos a escuelas privadas K-12, podemos invertir en nuestra gente más joven de Georgia y apoyar la salud económica de nuestras familias a través del estado.
Quiero escuchar más de usted sobre cómo podemos trabajar mejor juntos por el futuro educativo y económico de nuestro estado. Por favor envíeme un correo electrónico a: askstacey@staceyabrams.com, tweet @staceyabrams o visite mi página de Facebook para hacer preguntas sobre nuestro Bold Action for a Brighter Future Plan (Acción Enérgica para un Plan Futuro Más Brillante).

Issue Month: 
Thursday, January 4, 2018