La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

¡Demos credito a aquellos que credito merecen!

  • Demócratas de la Cámara de Representantes Steny Hoyer, por Maryland y Nancy Pelosi, de California celebrar una conferencia de prensa la primera mañana de cierre del gobierno (AP Photo / J Scott Applewhite)
  • Minna Betancourt

 

     Bueno, llegó el 2018 y esta aquí para quedarse. La última vez escribí sobre la importancia de escoger nuestras batallas y dejar de estresarnos pro aquello que no podíamos cambiar. También hablé de nuestra manía de “dejar las cosas en las Manos de Dios.”

     El 2018 ya comenzó con un elevado aumento en las deportaciones de personas cuyo único delito fue venir a este país sin autorización. Jorge García, si, apréndanse el nombre, Jorge García vino a este país cuando solo tenía 10 años y ha vivido aquí por 30 años. No tiene historial criminal, pagaba sus impuestos, y ha batallado por años para arreglar su estatus legal. Padre de dos hijos, este jardinero de 39 anos fue deportado y no puede regresar hasta dentro de 10 anos.

     Amer Othman Adi de 57 anos, originario de Palestina, fue a la oficina de inmigración para lo que él creía sería un chequeo rutinario con los oficiales de inmigración y aduanas (ICE por sus siglas en Ingles). En cambio, los agentes de ICE lo esposaron y lo trasladaron a la cárcel del condado de Geauga, diciéndole que su deportación era inminente. Sorpresivamente la orden fue parada por la cámara de representantes.

     Othman vino a los Estados Unidos en 1979 y recibió una tarjeta de residente (green card en Ingles) cuando contrajo matrimonio la primera vez. La pareja se divorció y las autoridades le revocaron el permiso aduciendo que el matrimonio fue fraudulento. Desde entonces su ex-esposa escribió una declaración jurada de 14 paginas confirmando que el matrimonio fue legítimo.

     Por otro lado, el presidente expresó que no deberíamos autorizar la entrada de inmigrantes de algunos países pues eso es una carga económica para el país pues vienen de países muy pobres. Bueno, el comentario no fue exactamente con esas palabras, pero dejémoslo ahí. Por el contrario, de acuerdo con el presidente, deberíamos buscar más inmigrantes provenientes de países con mayoría blanca, como Suecia.

     En medio del escándalo que estos comentarios causaron, casi un millón de beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en Ingles), continúan la batalla feroz por conseguir una protección y una solución a su estado migratorio. Parecía que no se conseguiría ningún acuerdo y por tanto casi un millón de jóvenes serian deportados al perder su estatus migratorio.

     De nada sirvió que conocidos y poderosos empresarios advirtieran el daño que se le causaría a sus empresas y al país en general. Los republicanos, la mayoría de ellos, se negaban a ceder. En un punto determinado parecía que se había logrado un acuerdo y que el presidente lo respaldaría. Pero llego el tiempo, el tiempo pasó, y los demócratas finalmente se plantaron y se negaron a que los amenazaran. Bravo por todos aquellos que sacrificaron sus puestos en beneficio de más de 800,000 hombres y mujeres cuyo futuro estaba en riesgo.  ¡Eso es lo que yo llamo ACTUAR! ¡No lo pongas en las Manos de Dios, HAZ ALGO!

     Todos sabemos los daños que trae paralizar el gobierno. Todos sabemos que muchas personas serán afectadas por este cierre. Y todos aquellos en la cámara y el senado que se negaron a echarse para atrás lo saben mucho mejor pues al final de este año todos los 435 puestos en la cámara de representantes, y 33 de los 100 puestos en el senado tienen que participar en las elecciones. Aun así, ellos mantuvieron su postura.

     Gracias a todos. A pesar de nuestra afiliación partidista, todos nosotros debemos enorgullecernos de estos hombres y mujeres. Todos debemos recordar quienes son y que ellos se negaron a dar sus votos para reinstaurar el gobierno hasta que se lograse un acuerdo con el presidente para proteger a los jóvenes de ser deportados, para lograr un acuerdo de proveer un presupuesto para asistir a las víctimas de los desastres naturales, al igual que otros programas domésticos. 

     Para todos aquellos Hispanos y Latinos que están leyendo este artículo, no se olviden de que cada uno de esos beneficiarios de DACA, jóvenes hombres y mujeres, es uno de nosotros. Ellos son familia. Ellos están luchando por sus vidas y sus futuros tanto como cada uno de nosotros. Todos ellos son los José Garcias (quien por cierto no calificó para DACA por su edad) quien adoptó a este gran país come el suyo. Ellos son los Amer Othman Adis de este país, quienes una vez tuvieron un estatus migratorio legal, y están en riesgo de ser deportados.

     Algunos de nosotros no tendremos el chance de votar en las elecciones venideras, pero todos tenemos el derecho de asistir a las concentraciones y felicitarlos por su valentía. Todos tenemos la habilidad de apoyarlos congregando a aquellos que conocemos y que si van a votar. Todos tenemos la habilidad de hablar en nuestro idioma y explicar por qué ellos son importantes para nuestro futuro. Seamos la fuerza detrás de aquellos hombres y mujeres que realmente se preocupan por nosotros.

     Eso es lo que significa ser parte de nuestra cultura y nuestra herencia. Eso es lo que significa tener iniciativa y trabajar en pro del futuro de nuestros hijos. Eso es ser leal y agradecido. No tendremos la oportunidad de votar, pero de acuerdo con la Constitución de los estados unidos, entre los derechos de todos los que vivimos aquí están la libertad de expresión, el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y el derecho a pedir al Gobierno por nuestras necesidades. Usemos esos derechos para darle crédito al que crédito se merece.

     No nos olvidemos de los sacrificios, el riesgo, y la valentía de aquellos que de una manera u otra pelearon por nuestros derechos con todo lo que tenían, con el único fin de proteger a aquellos que tanto lo necesitaban, a pesar de que sus carreras y su forma de vida estaba en riego. A todos los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en Ingles) y a todos los de origen Hispano/Latino, no olviden lo que paso este mes pasado.

     La batalla fue para protegernos a todos. Juntémonos y busquemos el apoyo entre nuestros amigos y conocidos en nuestras comunidades y demostremos nuestro respeto y agradecimiento a los hombres y mujeres en el senado y la cámara de representantes que creyeron que los inmigrantes merecen protección y respeto.

Issue Month: 
Tuesday, January 30, 2018