La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

Refugio local es máxima prioridad para las víctimas del tráfico humano

  • Dr. Jacquelyn Meshelemiah. Foto de Twitter.
  • Panel de recursos (Izq. A Der.) Kesha Gibson-Carter, Doretha Rice, Julie Wade, y Lisa Wiggins. Foto por John Newton.

     El evento del mes pasado en Savannah State University marcó el tercer año consecutivo en que Savannah Council on Interagency Diversity (SIDC) organizó un simposio de un día de duración para educar al público sobre los peligros que representa el tráfico de personas.
     Presentando una variedad de oradores de las fuerzas del orden, así como consejeros y cuidadores, el 2018 Savannah Traffick Jam ofreció a los participantes consejos concretos sobre cómo combatir un problema que es continuo y generalizado.
     La oradora principal, la Dra. Jacquelyn Meshelemiah, profesora del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Estatal de Ohio, dijo que su interés en el tráfico de personas comenzó temprano en su carrera cuando era trabajadora social en Buffalo, Nueva York.
     “Conocí a una joven prostituta y me llamó la atención el cómo nos parecíamos de muchas maneras”, recordó Meshelemiah. “Ambss éramos mujeres de color y en nuestros veinte años. Pero después me contó sobre su vida en la calle y cómo su proxeneta había tomado el control total de su vida, incluso hasta el punto de forzarla a tener relaciones sexuales con animales y supe que tenía que hacer algo para detener esta explotación”.
     Meshelemiah dijo que el tráfico se produce de varias formas, principalmente, la esclavitud sexual y el trabajo forzado. “El tráfico sexual recibe mucha atención, pero la verdad es que más de la mitad de los casos de trata de personas en todo el mundo tratan con tráfico laboral”, dijo. Meselemiah dio varias razones de por qué la trata de personas persiste frente a los esfuerzospor erradicarla.
     “Primero tenemos que enfrentar el hecho de que la civilización occidental tiene una larga historia de explotación,” dijo. “Nuestros mercados laborales de género todavía se caracterizan por desigualdades salariales y disparidades. Las leyes de inmigración discriminatorias en los Estados Unidos hacen que sea muy difícil para las personas de ciertos países viajar acá. Debido a la aplicación laxa o desigual de la aplicación de sanciones por incumplimiento, los intereses comerciales sin ética se hacen los de la vista gorda a la trata de personas. Y la pobreza extrema y la disparidad de riqueza prevalecientes en muchas naciones del tercer mundo crean un ciclo de extracción que mantiene un suministro constante de nuevas víctimas”.
     Meshelemiah dijo que muchas de las víctimas “domésticas” del tráfico sexual provienen de familias disfuncionales. “Un total de un tercio de todos los jóvenes que huyen de su hogar, son recogidos por los traficantes dentro de las primeras 48 horas que están en las calles. Estamos hablando de niñas de entre los 12 y 14 años y niños de hasta 11 años”.
¿Está en aumento el tráfico humano aquí?
     El Proyecto Polaris es una organización no gubernamental que trabaja para combatir y prevenir la trata de personas. El fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Georgia, Bobby Christine, dijo que Polaris reportó 8,000 casos de trata de personas en los Estados unidos en 2016.
    “¿Esto significa que es más frecuente ahora?”, Preguntó Christine. “Quizás, al igual que el abuso sexual infantil, ahora estamos mejorando en identificarlo. La trata de personas depende de redes- víctimas, abusadores, facilitadores criminales y transporte. Y usted lucha contra una red con una red propia- ciudadanos preocupados, agentes del orden público, consejeros y fiscales agresivos. Somos un escudo pero también llevamos una espada. Usted nos da la pelota y correremos con ella”.
     Invocando el tema religioso expresado en una presentación de apertura del coro de Alfred E. Beach High School, Christine luego se apartó del podio y dijo: “Hablando no como Fiscal Federal, sino como ciudadano Bobby, le digo 'Si tenemos a Dios en nuestro rincón, ¿cómo no podemos acabar con este flagelo?”

     Un panel de 4 personas presentando a Kesha Gibson-Carter, Directora Ejecutiva del Rape Crisis Center, Doretha Rice, Directora del Programa de Refugios SAFE, Julie Wade, Directora Ejecutiva Park Place Emergency Youth Shelter y Lisa Wiggins, coordinadora de jóvenes de Gateway Behavioral Health Services, discutieron las preocupaciones locales sobre el tráfico humano. Cada una de sus organizaciones ofrece al menos un servicio que puede ser beneficioso para una víctima de trata, pero ninguna de ellas está equipada para manejar sus necesidades específicas.
     Doretha Rice dijo que Safe Shelter, que proporciona alojamiento temporal para madres y niños pequeños, no era un refugio ideal para las víctimas jóvenes de tráfico humano. “A veces, refugiamos a muchos niños pequeños y recibimos quejas”, dijo Rice.
     Julie Wade dijo que Park Place ofrece refugio de emergencia para adolescentes que huyen, pero no es una buena opción para las víctimas de tráfico de personas debido a preocupaciones de seguridad y la preocupación de que un proxeneta pueda reclutar nuevas víctimas allí.
     “Encontrar un refugio seguro para las víctimas de tráfico de personas es un problema en todo el estado”, dijo Wade. “Actualmente, hay menos de 50 camas para este propósito en Georgia y la más cercana está a 2 horas y media”.
     Kesha Gibson-Carter dijo que parte del problema de financiación para tal refugio era político.
     “Nos hemos comunicado con políticos locales repetidamente en foros y reuniones”, dijo Gibson-Carter. “Pero nunca ha habido mucha respuesta o interés. Ningún funcionario público ha demostrado un compromiso por ayudarnos a resolver esta necesidad”.
     Katie Samuels, coordinadora de la línea directa de Georgia Cares, ha trabajado con sobrevivientes de violencia doméstica y agresión sexual. Ella describió las herramientas de detección que son útiles para identificar a las víctimas de trata.
     “Vemos fugas crónicas, aquellos en las calles sin medios de apoyo visibles”, dijo Samuels.    “Buscamos riquezas y bienes no contabilizados como ropa nueva, teléfonos celulares y joyas. Los novios significativamente mayores pueden ser una bandera roja, como también pasar una gran cantidad de tiempo en línea con amigos nuevos o desconocidos. Los proxenetas a veces usan tatuajes especiales para marcar a sus víctimas e identificarlas como propiedad. Muchas veces hay antecedentes familiares de explotación sexual que pueden involucrar la prostitución por parte de un padre o hermano mayor. Y es muy frustrante cuando tenemos una víctima que nos cuenta algo y luego se retracta de lo que nos dijo. La vergüenza y el miedo pueden ser armas muy poderosas utilizadas por los traficantes de sexo”.
     El sargento Brian Hawkins tiene una amplia experiencia en la lucha contra la violencia de pandillas y tráfico humano en su trabajo con el Departamento de Policía de Chicago. Recomendó a los asistentes evitar estereotipar a los delincuentes.
     “En la televisión, retratan a los criminales como matones tontos”, dijo. “Esto puede ser cierto en algunos casos, pero le puedo decir que hay unas mentes criminales realmente afiladas por ahí, y es una lucha real contener su comportamiento a medida que se ajustan y se adaptan a nuestras tácticas de aplicación”.
     Hawkins usó videos e imágenes de powerpoint para destacar algunos de sus casos más notables. “Las pandillas de Chicago son muy hábiles para usar a mujeres jóvenes para promover sus empresas criminales”, dijo Hawkins. “Y algunas de estas chicas tienen absolutamente lavado el cerebro desde una temprana edad. En algunos casos, sus proxenetas las preparan durante años. Rescatamos a una niña de 10 años de una pandilla y le pregunté qué soñaba para su futuro. Ella me miró y dijo: “Quiero ser la mejor “prostituta” en los Estados Unidos”.
     Hawkins dijo que uno de los problemas más controvertidos para la aplicación de la ley era culpar a las víctimas de tráfico de personas de comportamientos delictivos. “Esto puede ser un problema real”, dijo.
     “A veces es muy difícil para las mujeres jóvenes perder su gusto por el dinero y las drogas asociadas a este estilo de vida. Pero, en general, hoy más jueces y fiscales analizarán el panorama general en estos casos y buscarán tratamiento para ellos en lugar de castigo. Mi preferencia personal es incrementar las consecuencias para los 'clientes' que crean la demanda. Quiero ver a más jueces dispuestos a confiscar carros, tomar su dinero y salpicar sus caras en todos los medios públicos”.

 

Issue Month: 
Tuesday, January 30, 2018