La Voz Latina - Su puente a la comunidad Hispana de Georgia y Carolina del sur

“Si Tomas... Por Favor No Manejes”

  • (Izq. A Der.) Don Brashears, Lisette Dominguez, y Shellie West Hodges- Greater Bluffton Chamber of Commerce.
  • El Bluffton oficial, Bonifacio Perez.

     Es irónica la vida, dice un compadre mexicano desde su ciudad de origen en el estado de Guerrero, unos meses después de su deportación por haber recibido un DUI. Justamente salí a celebrar el nacimiento de mi bebé dos días después de su salida del hospital en la ciudad de Bluffton, después de unas cuantas horas donde el alcohol y la alegría rebozaban mi vida. Salí manejando mi vehículo usado pero recién comprado, sintiéndome el dueño del universo e intocable por el viento, y ya que no era la primera vez que manejaba con unos tragos encima, no había ningún riesgo (que no te haya pasado no quiere decir que nunca te pasará). Saliendo de la calle principal justo al doblar la calle para llegar a casa, ya sintiendo el alivio de la meta y la diligencia ganada, se enciende una luz tras de mí, una luz que no iluminó mi vida. La apagó.

     Hoy en día vivo las consecuencias de una decisión irresponsable, salí a festejar la vida de un bebé, pero sin bebé y sin esposa, terminé en una cárcel y deportado a mi país. Hoy no puedo ver crecer a mi hija, y estoy lejos de poder responder por sus necesidades básicas, ni las de ella ni las de su madre, justo en el momento en que más me necesitan.

     Lejos de poder cumplir con el sueño americano y con la tristeza de haber terminado una noche de festejo con la tristeza más grande de mi vida.

     Estas son las palabras de un compatriota hispano que se jugó la vida al incumplir la ley y tomar una decisión equivocada. Esta y muchas otras historias son más comunes de lo que nosotros podemos imaginar. Es muy importante, querido lector, que alcemos una voz de alarma y nos comprometamos juntos a impedir en lo que este dentro de nuestras manos, que hombres y mujeres de nuestra comunidad se suban a un vehículo con unos tragos de mas.

     Este señor tuvo suerte, no estuvo involucrado en un accidente, no mató a nadie y su culpa solo esta radicada en el abandono no voluntario, pero aún así irresponsable de su hogar.

     Stokes Brown Toyota de Hilton Head - la Policía de Bluffton - la Cámara de Comercio de Bluffton- Silvestre Sin Fronteras - la revista Somos Uno – el periódico La Voz Latina - están unidos y comprometidos en una campaña comunitaria para crear conciencia en nuestra comunidad y evitar no solo muertes injustas y accidentes, sino también la desintegración de familias por esta terrible causa que además incluye graves situaciones economías y por supuesto legales.

     Como nos explica el oficial Bonifacio Perez, el alcohol afecta el cerebro:

“El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro y puede afectar la forma en que el cerebro se ve y funciona. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, y hacer más difícil pensar con claridad y coordinación. Por lo tanto, la capacidad de controlar nuestros reflejos y movimientos se debilita, impidiendo reaccionar a tiempo, comparándolo con nuestro estado natural.”

• En Carolina del Sur, el límite del contenido de alcohol en las sangre (BAC) es de 0.08% para los conductores mayores de 21 años y 0.02% para los menores de 21 años. Para los conductores de vehículos comerciales, es de 0.04%.

• ¿Cuántas copas se necesitan para alcanzar el límite legal en Carolina del Sur?Responde el oficial Perez: No hay una sola respuesta correcta a esta pregunta, hay calculadoras y tablas que pueden servir como referencia, sin embargo, estos dispositivos no pueden predecir con certeza cuál es su nivel de alcoholemia exacto en un momento dado. Hay muchos factores que contribuyen a una puntuación de BAC incluyendo el peso, el sexo, el porcentaje de grasa corporal y el intervalo de tiempo entre las bebidas. Los estudios muestran que el BAC podría subir entre 0.01% hasta 0.05% por cada bebida que se consume. El hecho es que se necesita muy poco alcohol para estar legalmente borracho, y cada bebida tomada es un paso más para convertirse en un conductor ebrio.

Estadísticas:

• Una persona normal metaboliza el alcohol a un ritmo de un trago por hora.

• Un trago se define como: 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino, o 1.5 onzas de licores (diferentes medidas pero contienen la misma cantidad de alcohol).

• El alcohol en el cuerpo sólo se baja con el tiempo. Beber café fuerte, hacer ejercicio o tomar una ducha fría no le ayudará.

• Si tienen una fiesta programada o saben que van a salir con amigos a tomar, hagan planes para tener un conductor designado que no vaya a tomar, o pidan un taxi.

• Conducir bajo el efecto del alcohol les causará problemas familiares, legales, financieros e incluso resultados fatales. ¡No vale la pena, si va a tomar no maneje!

 

Para más información busque la SECCIÓN 56-5-2933 en http://www.scstatehouse.gov/code/t56c005.php

     Efectivamente como lo indica el oficial, es mejor prevenir que lamentar. Planee con anticipación sus posibilidades antes de cometer un error, aunque bajo mi punto de vista su mejor opción es evitar el alcohol. Por favor amigo lector, tenga en cuenta que no solo usted sufre las consecuencias de sus actos y malas decisiones, sus seres queridos estarán afectados y personas inocentes que sin saber termina siendo las principales víctimas de nuestras tontas acciones.

     En Estados Unidos el porcentaje medio de casos condenados por DUI oscilan entre el 75% a 80%, así que amigos, no se arriesguen. Los incidentes económicos que causan una desafortunada situación no son necesarios. Evita llegar a estos casos previniendo que sucedan.

     También es importante tener presente como información general, que una vez que te detenga un oficial de policía, él necesita sentir la seguridad de que no será agredido, así que recuerda siempre tener las manos libres y visibles para que no tengas que pasar por ninguna situación inesperada. Los oficiales de policía son nuestros amigos, su trabajo es protegernos, mantén las manos en el volante y recuerda: el que nada debe, nada teme. Así que manténte en función de las reglas y normas sociales y culturales sin afectar a nadie, de ese modo podemos tener vecindarios más seguros.

     Existe una línea en español a la que pueden comunicarse. El número es 843-706-7806.

     Amigo lector... la estadística más importante es la que dice que tú y tu familia permanecerán a salvo si nuestra conciencia y responsabilidad social se vuelve nuestra prioridad. Ya sabes “Si tomas... por favor NO manejes”

 

 

Issue Month: 
Tuesday, August 9, 2016